image

 

A pesar de que las jovencitas no lo quieran creer, Harry Styles, quizás el integrante más popular de One Direction y ex de Taylor Swift, no es perfecto, al menos no durante sus conciertos, y eso quedó claro cuando el micrófono del cantante quedó enganchado en plena presentación, por lo que Styles trató de arrastrarlo hacia él, pero por lo visto el aparato tuvo más fuerza, y terminó haciéndolo estrellar contra el piso…¡ay pobrecito!

Eso sí, para que no se alarmen, el británico informó que se encontraba bien: “Físicamente estoy bien, emocionalmente estoy golpeado. Si alguien tiene un video de lo acontecido, bórrelo ya”, dijo después de la caída. Pero…Harry, si lo hubieran borrado, ¿entonces de qué nos reiríamos ahora? Pues nada, nos quedamos con el video, y más cuidado con el micrófono para la próxima.

Fuente