Policía Nacional

SANTO DOMINGO, RD.- La casa donde residía un alegado enajenado mental que ultimó a tubazos a un niño de tres años y causó heridas a dos mujeres fue incendiada por desconocidos, informó la Policía. Los hechos re registraron en el sector Sabana Perdida, del municipio Santo Domingo Norte.

Un informe preliminar del caso explica que la casa número 27 de la calle 14 paseo B-9, de Sabana Perdida, donde vivía Pedro José Acosta Santos, de 65 años, fue incendiada por personas que aún no han sido identificadas.

Acosta Santos fue apresado ayer por la Policía luego de golpear al menor Ángel Alberto Báez Marte, de tres años, hijo de Carolina Marte Peralta, de 35, residente en la manzana S, casa número 34 del sector Salomé Ureña, en Sabana Perdida.

El niño falleció en el hospital infantil Dr. Robert Reid Cabral, a causa de severos golpes en distintas partes del cuerpo, según certificaron los médicos que lo atendieron en el citado centro de salud.

El alegado enajenado mental también agredió con el tubo a la señora Isabel Peralta Jiménez, de 61 años, abuela del menor ultimado, y a otra señora identificada como Doña Mari, de otros datos que se investigan, cuando intervinieron para evitar la agresión.

Sumari Mateo Pérez, de 42 años, vecina del detenido, relató a la Policía que éste había dicho públicamente que iba a matar al niño y que ayer alrededor de las 11:30 de la mañana consumó el hecho cuando el infante pasaba frente a su casa.

El cadáver del menor fue enviado al Instituto Nacional de Patología Forense para fines de autopsia mandatorios, mientras el detenido permanece bajo control del Ministerio Público para los fines legales correspondientes.

FUENTE