Quevedo y regidor, en la mira también por lavado

SANTO DOMINGO. El presidente de la Unión Nacional de Transportistas a Fines (Unatrafin), Arsenio Quevedo, realizó transacciones en efectivo por más de RD$20 millones en menos de seis años, en tanto que el regidor por Pedro Brand, Erinson de los Santos Solís, movilizó más de RD$14 millones.

La Unidad de Análisis Financiero (UAF) del Comité Nacional Contra el Lavado de Activos remitió un informe al Ministerio Público, en el cual se evalúan dieciséis reportes de transacciones en efectivo realizadas entre julio del 2008 hasta abril del 2014 correspondientes a Quevedo y De los Santos Solís, alias Ney.

Señala que el regidor acusado de dirigir una red de sicarios para asesinar a choferes y lavado de activos junto al presidente de Unatrafin, tuvo operaciones de depósito y pago en efectivo de RD$14,337,187, suma exorbitante considerando sus funciones de regidor, explicó la Fiscalía del Distrito Nacional en la solicitud de auto de apertura a juicio.

Mientras que Quevedo movilizó una suma ascendente a RD$20, 921,140, lo que, según la acusación, deja ver el lavado de activos por parte de la red encabezada por ambos.

La Fiscalía acusa al presidente de Unatrafin de complicidad de asesinato, autor de lavado de activos proveniente del tráfico de combustible y estafa al Estado dominicano, así como violación a la ley de porte y tenencia de armas de fuego.

En tanto que a Ney lo acusan de asociación de malhechores, asesinato, uso de documentos falsos, lavado de activos y violación a la ley de armas.

De igual forma, el expolicía Amauris Cabrera, Félix Lora de Jesús, Cristino Batista Roa y Danilo Octavio Reynoso, son procesados por asociación de malhechores y porte ilegal de armas.

Ayer, el Séptimo Juzgado de la Instrucción les notificó la acusación y fijación de audiencia para el próximo 13 de abril.

Subsidio

La acusación consta de 108 páginas, además de las pruebas que la sustentan, entre ellas la inmovilización y oposición a transferencias de los productos financieros, valores, acciones empresariales, inmuebles, vehículos de motor, empresas y bienes de los imputados, adquiridos producto al lavado y estafa al Estado, gracias al subsidio de 520,000 galones de combustible que recibe Unatrafin.

FUENTE