Ray J-Kanye West-Kim Kardashian-Demanda-Raccoonknows.jpg

 

Aunque el irreverente Kanye West ya avisó a través de su cuenta de Twitter (aunque luego borró el comentario) de que estaba preparado para afrontar cualquier tipo de consecuencia legal derivada del lanzamiento de su polémico videoclip ‘Famous’ -en el que presenta copias sintéticas de famosos desnudos como Taylor Swift, Bill Cosby, Rihanna o Chris Brown-, el artista quizá no se esperaba que el primero en amenazarle con llevarle a los tribunales fuera el cantante Ray J, quien fuera pareja sentimental de su mujer Kim Kardashian  y con la que protagonizó un vídeo sexual que acabó dando la vuelta al mundo.

Ha sido el representante del artista, David Weintraub, el que ha revelado públicamente que su cliente está “furioso” con el trato tan degradante que, a su juicio, se desprende de la última propuesta artística de Kanye y que está estudiando la posibilidad de emprender acciones legales en busca de una indemnización por los daños morales causados.

“Llevamos unos días hablando de las opciones que tenemos para recibir una compensación por lo ocurrido, porque Kanye ya ha hecho cosas de este tipo en numerosas ocasiones y no se puede tolerar que salga impune del uso lucrativo que hace de la imagen de otras personas. Ray está furioso porque no se trata de un incidente aislado. Esta es la quinta o sexta vez que se atreve a hacer algo del estilo, así que nuestro equipo legal está estudiando qué tipo de respuesta sería la más apropiada por nuestra parte”, explicó su agente a la revista Heat.

Por el momento, la actitud del famoso rapero ante la ola de críticas que ha recibido por su último trabajo audiovisual se mantiene exactamente igual a la que exhibía en su perfil de Twitter: “Por favor, ¿podría alguien demandarme ya? Estaré esperando“, escribía Kanye pocos días después de presentar oficialmente la pieza. Sin embargo, su falta absoluta de arrepentimiento ante una decisión artística que ha ofendido gravemente a varios de los protagonistas del vídeo podría llevarle ahora a verse marginado por algunos de sus colegas en la industria musical -como la cantante Taylor Swift que ya no están dispuestos a pasar por alto ni una más de sus ocurrencias.

“Taylor se quedó totalmente pálida tras ver el vídeo, ya que la dejó horrorizada. Aunque ya estaba mentalizada de que algo malo podría pasar cuando le comentaron lo que había hecho Kanye, cuando lo vio con sus propios ojos se sintió indignada, traicionada y sobre todo frustrada con Kanye. Para ella, todo esto está siendo una terrible pesadilla de la que solo quiere despertar”, aseguraba una fuente al portal Hollywood Life.

Fuente