salud

SANTO DOMINGO. República Dominicana, país que ha desarrollado de manera exitosa el turismo de sol, arena y playa, está apostando a otros renglones, como el de golf, de salud y el de crucero. En este último se han dado importantes pasos, y sólo en este mes ya ha recibido casi 10,000 visitantes.

En lo que se refiere al turismo de salud, el Observatorio Político Dominicano (OPD) realizó un estudio en el que, entre otros aspectos, se reflejan las deficiencias y los retos de este sector.

Indica que hay estadísticas que muestran que el turismo de médico representa unos US$100,000 millones en ventas anuales, se estima un crecimiento de un 35% por año genera un 2.5% del total de viajes por avión, lo que muestra el auge de ese mercado.

El estudio del OPD, de la autoría del economista Juan Pérez Osorio, indica que la República Dominicana acoge a alrededor de 20,000 pacientes internacionales que vienen al país buscando diferentes servicios médicos, entre ellos, los de odontología, especialmente los implantes dentales. Además, indica que otros procedimientos bastante solicitados son los de cardiología invasiva -como cateterismos-, tratamientos de fertilización, cirugía para pérdida de peso y cirugías estéticas, entre otros.

El investigador de la Unidad de Políticas Públicas del OPD, órgano de la Fundación Global y Desarrollo (Funglode), precisa que entre las dificultades que limitan el crecimiento de la industria turística de salud están el servicio de los centros hospitalarios y la fragmentación a nivel estatal en el seguimiento, regulación y apoyo a este sector.

“Entre las limitantes está el mismo sector salud nacional, uno de los pilares fundamentales en la industria turística salud, el cual continúa siendo ineficiente, desigual y precario. Otro problema es que hay tres oficinas gubernamentales diferentes para el sector salud turismo, lo que dificulta la realización de políticas públicas claras y constituye una debilidad frente a otras naciones de la región que han apostado a que una sola institución gubernamental canalice todo el seguimiento, apoyo y regulación al turismo de salud”, explica.

El texto puntualiza que otro factor que afecta el turismo médico en el país es que debido a que se mantienen importantes deficiencias en la infraestructura de los centros hospitalarios y la calidad de los servicios de salud brindados, aún no existe en República Dominicana ninguna institución sanitaria que cuente con la acreditación de la Joint Commission International, que es la entidad reguladora más aceptada a escala global.

El informe indica que para República Dominicana, el Turismo de Salud representa una oportunidad significativa para alcanzar sus metas en materia económica y desarrollo humano, partiendo de que el aporte de la industria turística de salud tiene secuelas directas sobre la dinámica del sector turismo, el empleo nacional, la balanza de pagos y sobre todo, en la mejora de los servicios públicos y privados de salud.

En conclusión, el estudio establece que para que el país logre insertarse exitosamente con una oferta del turismo de salud en los principales mercados emisores, debe abocarse a un control efectivo de infecciones en enfermedades tropicales y otras adquiridas.

Ventajas de rd en turismo médico

Según el estudio, además de la capacidad tecnológica y la infraestructura, la economía en el costo de los procedimientos es un factor bastante atrayente para los pacientes extranjeros. Por ejemplo, procedimientos como la valvuloplastía, que en EE.UU. puede costar US$ 140,000, en RD cuesta de US$20,000 a US$25,000; un trasplante de médula ósea cuesta unos US$27,000 en suelo dominicano, mientras que en territorio estadounidense ronda entre US$150,000 y US$200,000.

Además, el informe explica que entre las ventas de RD para incursionar en el turismo médico también está el hecho de que cuenta con muchos profesionales de la salud formados y capacitados en Norteamérica y Europa y que cuentan con los avales y certificaciones internacionales. En adición, RD tiene al menos cinco hospitales avalados por la Asociación Médica de Turismo (MTA, siglas en inglés).

FUENTE