Simon Lizardo República Dominicana coloca bonos soberanos por 1,000 millones de dólares

SANTO DOMINGO.-En el día de ayer, el Gobierno de la RD colocó bonos soberanos por un monto total de US$ 1,000 millones en el mercado global de capitales. Esta emisión es parte del Plan de Financiamiento contemplado en el Presupuesto del año 2015, informa el Ministerio de Hacienda.

“La colocación se realizó en dos tramos: Reapertura del bono a 10 años a una tasa de 5.125% por US$ 500 millones; Reapertura del bono a 30 años a una tasa de 6.50% por US$ 500 millones”, indica una comunicación de prensa de la mencionada institución pública.

Expuso que esas tasas “son considerablemente inferiores a las que el país colocó bonos en enero de este año, las cuales fueron de 5.50% para el bono a 10 años y 6.85% para el bono a 30 años”.

Hacienda agrega que la demanda total recibida fue de tres mil millones de dólares, tres veces más que el monto ofertado, a pesar de que el libro de órdenes solo se dejó abierto por unas tres horas.

Dice que en vista de la alta demanda se procedió a cerrar la transacción a las tasas mencionadas en un tiempo record.

En total se recibieron 114 órdenes para el bono de 10 años y 100 órdenes para el bono a 30 años. Esta demanda provino de inversionistas de distintos países y regiones del mundo, incluyendo Estados Unidos, Europa, América Latina e inversionistas locales.

El equipo dominicano estuvo liderado por el ministro de Hacienda, Simon Lizardo Mézquita con el apoyo técnico de la Dirección General de Crédito Público. El cierre de la transacción se realizó en New York, sirviendo como agentes líderes de la transacción los bancos de inversión J. P. Morgan y Bank of America Merril Lynch; y Banreservas como co-manager.

En enero se emitieron US$2,500 millones

A final del mes de enero, el país también emitió RD$2,500 millones en bonos soberanos, de los cuales US$1,933.2 millones se destinaron a pagar la deuda a PDVSA, y US$563.5 millones fueron transferidos a la cuenta República Dominicana en el Banco Central, como parte del plan de financiamiento aprobado en el Presupuesto General del Estado de 2015.

Según el propio Lizardo el 30 enero, el remanente de US$3.2 millones fue utilizado para pagar los costos de la emisión: bancos de inversión, abogados, agencias clasificadoras de riesgo.

FUENTE