Mujeres

SANTO DOMINGO. Ayer se conmemoró el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres y República Dominicana tuvo poco positivo que destacar.

La ministra de la Mujer lamentó que haya aumentado el grado de crueldad, al cometer los feminicidios íntimos y el Centro de Estudios de Género del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (CEG-INTEC) criticó que siga sin estructurarse de manera formal un sistema de atención integral con una participación mayor del Gobierno.

“El feminicidio íntimo perpetrado por la pareja o expareja de la mujer muestra una tendencia oscilante; cuando desciende en un año al siguiente se incrementa. Las parejas, y especialmente las exparejas, muestran cada vez un mayor grado de crueldad, al cometer los hechos, agravando los daños y las secuelas nefastas”, dijo la ministra Alejandrina Germán durante el acto de lanzamiento en el Distrito Nacional de la campaña “Únete ahora para evitar los feminicidios”.

La funcionaria destacó que los datos de la Procuraduría arrojan un incremento de las denuncias por violencia de género y los mayores índices de feminicidios se registraron entre 2008-2011, con 200 o más por año.

“A partir del 2012 se observa una tendencia a la baja, logrando descender de la escala de los 200. Las estadísticas de enero a agosto de este año 2015 muestran un descenso de 18.2 por ciento respecto al 2014 que ocurrieron 137 feminicidios en este mismo periodo, contra 112 en este año. Sin embargo, estas cifras siguen siendo preocupantes”, expresó Germán.

El CEG-INTEC considera la estadísticas vergonzosas, y precisa que colocan al país como el tercero de la región con más alto número de feminicidios durante el pasado año, según el Observatorio Regional de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

A juicio de Lourdes Contreras, coordinadora del CEG-INTEC, lo anterior, junto a la falta de acceso a la justicia para los miles de denuncias que se acumulan, “permite señalar que la violencia de género constituye otro de los patrones de impunidad que caracterizan a la justicia dominicana”.

“En el país este problema no ha sido asumido como cuestión de interés para el Gobierno dominicano. De ahí que nos preguntamos, ¿qué es necesario que suceda en la República Dominicana para que este problema sea declarado como prioritario?”, cuestionó Contreras.

En una declaración enviada a la prensa, Contreras consideró que “la violencia no disminuye ni se erradica con enunciados sino que reclama el concierto de voluntades políticas, estructuradas en un sistema de atención que debe tener el marco legal que le sustente, definido en el proyecto de Ley que crea el sistema integrado, y que, desde hace tres años, espera por la aprobación del Congreso de la República”.

A propósito, la presidenta del Senado, Cristina Lizardo, aseguró ayer que en el Congreso Nacional se pone interés especial a las iniciativas que persiguen enfrentar la violencia hacia las mujeres.

La OEA hace un pedido
El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, denunció ayer en Washington que aún perdura la violencia contra la mujer en América e instó a los países del continente a actuar para erradicar el problema.

Al referirse a la República Dominicana, indicó que “se denunciaron 65,709 casos de violencia contra las mujeres en 2012, incluyendo 3,500 casos de violencia sexual”.

“Es posible contar con marcos legales brillantes en el papel, pero si no se aplican, son apenas pura retórica”, lamentó el funcionario.

Llamó a los países miembros de la OEA a apostar por “la acción.

FUENTE