RD no aceptará injerencia ni presiones de organismos que vigilarán las repatriaciones

SANTO DOMINGO. Ante la vigilancia que harán organismos internacionales a las repatriaciones de ilegales, el gobierno dominicano advirtió ayer que “no cogerá presión”, ni permitirá injerencia”, y que las supervisiones deberán realizarse en el marco del respeto a la soberanía nacional.

En tanto, ayer al ser cuestionado sobre las deportaciones de extranjeros que no se acogieron al Plan de Regularización, el presidente Danilo Medina afirmó que en su discurso del pasado 27 de febrero se refirió al tema, y que lo cerró. “Yo hablé en febrero de ese tema y lo cerré”, afirmó brevemente el mandatario.

En torno al tema se pronunciaron ayer los ministros de Interior y Policía, José Ramón Fadul, y de Relaciones Exteriores, Andrés Navarro, quienes calificaron de exitoso el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros en situación migratoria irregular en la República Dominicana.

Fadul explicó que los registrados durante el proceso serán sometidos a una amplia depuración por los organismos de seguridad del Estado, a fin de establecer si hay delincuentes entre los inscritos. Sobre la presencia en el país de organismos internacionales para supervisar las repatriaciones, señaló que escucharán y acogerán todos los planteamientos en beneficio del país. “Ahora, injerencia no”, puntualizó.

“Yo no cojo presión, ni el Presidente de la República coge presión, ustedes lo conocen, aquí no se coge presión, el pueblo dominicano es un pueblo que no puede coger presión, este es un pueblo legendario y heroico, de luchas”, enfatizó.

De su lado, el canciller Navarro sostuvo que las supervisiones no pueden verse como una intromisión, siempre y cuando se realicen en el marco de respeto de la soberanía nacional. Indicó que la mayoría de los organismos extranjeros, como las Naciones Unidas, la Unión Europea y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), han dado su respaldo a la República Dominicana y su proceso de regularización. Descartó que el Plan de Regularización haya afectado las relaciones con el vecino Haití, nación con la cual afirmó se mantienen muy buenas relaciones.

Alcance de más de 350 mil

El viceministro de Interior y Policía, Washington González, coordinador del Plan Nacional de Regularización, señaló que el alcance de las políticas del Gobierno a raíz de la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional favorece a más de 350 mil inmigrantes, sumando a los que se registraron en el plan y a los que adquirieron un status a través de la Ley 169-14.

“La sentencia del Tribunal Constitucional lo que hizo fue acelerar el proceso. El Gobierno actuó en base a tres cosas fundamentales. El Plan de Regularización, en el que se han registrado más de 288 mil, a los que hay que determinar si se le entrega o no un estatus migratorio; segundo, a través de la Ley 169-14, en su apartado A, que tiene que ver con los nacidos en la República Dominicana, que no fueron inscritos en el registro civil, que son 8,755, y tercero los de la misma ley 169-14 que nacieron en el país, que están inscritos en el registro civil y que son dominicanos, unos 56 mil, a través de la JCE.

Construyen un gran recinto acogida en Haina

El director de Migración, general Rubén Darío Paulino Sem, dijo ayer que los centros de acogida de extranjeros en condición de irregularidad ubicados en Haina, Dajabón, Jimaní, Elías Piña y Pedernales están listos para comenzar su operación.

Al antiguo vacacional de Haina se le está construyendo un recinto en forma de nave industrial en la cual, en caso de ser preciso, pernoctarán allí los extranjeros detenidos. Paulino Sem aseguró que la construcción estaría concluida para el próximo lunes y que en el lugar hay siete viviendas en los que se pueden alejar personas. En Haina se había habilitado años atrás como un albergue transitorio para la recepción de menores extranjeros que estuvieran haciendo trabajo infantil.

Dirección General de Migración, mantiene que los operativos de búsqueda de extranjeros en condición de ilegalidad serán monitoreados por un departamento de asuntos internos de esa institución.

Migración sostiene que cada caso será individualizado de los diferentes casos migratorios, se proveerá, la asistencia a los grupos vulnerables, y se establecerá un expediente individual de la persona retenida, a quien se le hará un registro de datos biométricos. En ese orden la Cancillería de la República ha acordado puntos de entrega en la frontera de nacionales haitianos.

FUENTE