rejuvenece tu piel-sérums naturales-Raccoonknows.jpg

 

En los últimos años la industria cosmética ha centrado gran parte de sus esfuerzos en elaborar productos de rejuvenecimiento facial.

Estos, tras ser aplicados de forma recurrente, disminuyen de manera eficaz algunos signos de la edad.

Uno de los más destacados son los sérums reafirmantes y reparadores que, por su alto aporte de nutrientes esenciales, ayudan a mantener el cutis firme y libre de imperfecciones.

Se trata de un cosmético con una concentración significativa de activos antioxidantes y humectantes, cuya absorción ayuda a conservar los niveles de colágeno y elastina, dos componentes esenciales de las pieles jóvenes.

Su textura es un poco más ligera que las cremas convencionales y se asimila con facilidad sin dejar una sensación grasosa o pegajosa.

Aunque hay muchas presentaciones comerciales para cada necesidad y etapa, existen algunas recetas 100% naturales que, por un bajo precio, nos brindan efectos similares.

En esta oportunidad queremos compartir las 4 mejores para que no dejes de incluirlas en tu rutina de belleza regular.

1. Sérum facial de aceite de rosa mosqueta

El sérum facial de aceite de rosa mosqueta es un producto perfecto para todos los tipos de pieles, dado que no altera la producción natural de aceites y tampoco ocasiona sequedad.

Sus compuestos activos nutren a profundidad las células, promoviendo su actividad para lograr una reparación rápida de los tejidos deteriorados.

Su aplicación continua disminuye la aparición de arrugas finas y, de paso, brinda un efecto protector contra las toxinas y el sol.

Ingredientes

  • 8 cucharadas de aceite de rosa mosqueta (120 g)
  • 5 cucharadas de aceite de semilla de cáñamo (75 g)
  • 2 cucharadas de aceite esencial de palo de rosa (30 g)

Utensilios

  • Frasco de vidrio pequeño

Preparación

  • Incorpora todos los aceites en un frasco de vidrio pequeño y déjalos reposar durante un día entero.
  • Pasado este tiempo, agítalo y aplícalo sobre el rostro, cuello y escote.
  • Úsalo todos los días antes de ir a dormir.

2. Sérum facial de aloe vera y hamamelis

El sérum facial de aloe vera y agua de hamamelis es un producto natural que brinda un efecto reafirmante y rejuvenecedor en áreas sensibles como el contorno de los ojos, las mejillas y el escote.

Sus nutrientes esenciales regulan el pH natural del cutis y, de paso, activan la circulación para lograr una óptima oxigenación de las células.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de gel de aloe vera (30 g)
  • 1 cucharada de agua de hamamelis (10 ml)
  • 1 cucharadita de café (5 ml)
  • ½ cucharadita de aceite esencial de ciprés (2 g)

Utensilios

  • Frasco de vidrio pequeño

Preparación

  • Introduce todos los ingredientes en un frasco de vidrio y mézclalos hasta obtener un producto homogéneo.
  • Toma la cantidad que consideres necesaria y aplícala sobre la piel con suaves palmaditas.
  • Realiza el tratamiento todas las noches antes de ir a dormir.

3. Sérum facial de aceite de coco

Los ácidos grasos y antioxidantes del aceite de coco son ideales para evitar el desarrollo de arrugas prematuras en las áreas más delicadas del rostro.

Su poder humectante y reparador contrarresta los efectos negativos de los radicales libres y el sol.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de aceite de coco orgánico (60 g)
  • 1 cucharada de aceite de rosa mosqueta (15 g)

Utensilios

  • Frasco de vidrio pequeño
 Preparación
  • Introduce los dos aceites en un frasco de vidrio pequeño y agítalos para que se integren bien.
  • Tras obtener un producto homogéneo, aplícalo en zonas como el contorno de los ojos y la boca.
  • Úsalo por la mañana y antes de ir a dormir.

4. Sérum facial de semillas de uva y aceite de manzanilla

Este sérum natural ayuda a reparar la piel deteriorada por la exposición al sol y las toxinas.

Sus compuestos antioxidantes y antiinflamatorios actúan como rejuvenecedores, y le dan a la dermis un aspecto más firme y suave.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de aceite esencial de semillas de uva (45 g)
  • 2 cucharadas de aceite esencial de manzanilla (30 g)

Utensilio

  • Frasco de vidrio pequeño o gotero

Preparación

  • Incorpora los aceites en un frasco pequeño o gotero, y mézclalos bien.
  • Toma la cantidad que consideres adecuada y frótala con suaves masajes sobre la piel.
  • Para obtener mejores resultados, extiéndela hasta el cuello y el escote.
  • Repite su uso todos los días, al finalizar la limpieza nocturna del cutis.

¡Para tener en cuenta!

Los sérums mencionados no contienen sustancias químicas agresivas que alteren el pH de la piel; sin embargo, es conveniente realizar una pequeña prueba en una de las áreas del rostro antes de aplicarlo por completo.

Su uso está recomendado para las mujeres mayores de 30 años, aunque también puede emplearse como preventivo desde edades más jóvenes.

Los resultados de rejuvenecimiento no se consiguen de manera inmediata, pero sí se puede percibir una piel más suave y humectada desde la primera.

Fuente