virus del papiloma humano-VPH-Raccoonknows.jpg

 

Los virus del papiloma humano o (VPH), son un grupo de más de 150 tipos de virus relacionados, de los cuales más de 40 tipos pueden transmitirse sexualmente.

Algunos de los VPH que se transmiten sexualmente pueden causar verrugas genitales, mientras que otros, llamados VPH de alto riesgo u oncogénicos, pueden causar cáncer.

Las infecciones genitales por VPH son muy comunes, pero la mayoría de estas infecciones se presentan sin síntomas y desaparecen sin tratamiento alguno después de unos años.

Algunas veces, las infecciones por VPH pueden durar muchos años. Infecciones persistentes por VPH de alto riesgo son la causa principal de cáncer cervical. Las infecciones por VPH causan también algunos cánceres de ano, de vulva, de vagina, de pene y de orofaringe.

La Food and Drug Administration de los Estados Unidos ha aprobado dos vacunas, Gardasil® y Cervarix®, las cuales son muy efectivas para prevenir la infección por los dos tipos de VPH que causan la mayoría de los cánceres cervicales. Gardasil previene también la infección por dos tipos de VPH que causan la mayoría de las verrugas genitales (vea la pregunta 6).

Los virus del papiloma humano (VPH), o papilomavirus, son un grupo de más de 150 tipos relacionados de virus. Se les llama papilomavirus porque algunos tipos pueden causar verrugas o papilomas, los cuales son tumores benignos (no cancerosos).

Algunos VPH, como los que causan las verrugas comunes que crecen en las manos y en los pies, no se transmiten fácilmente. Sin embargo, más de 40 tipos de VPH se transmiten sexualmente, y estos VPH se transmiten con mucha facilidad por medio de contacto genital. Algunos tipos de VPH que se transmiten sexualmente causan cáncer cervical y otros tipos de cáncer (1). Estos se dicen VPH de alto riesgo, oncogénicos o carcinogénicos. Otros tipos de VPH que se transmiten sexualmente parecen no causar cáncer y se llaman VPH de bajo riesgo.

Aunque las infecciones por VPH son muy comunes, la mayoría aparecen sin síntomas y desaparecen sin tratamiento alguno en el transcurso de unos pocos años. Sin embargo, algunas infecciones por VPH permanecen por muchos años. Las infecciones persistentes por VPH de alto riesgo pueden causar anomalías en las células. Si no se tratan las zonas que tienen anomalías celulares, las cuales se llaman lesiones, pueden algunas veces convertirse en cáncer.

¿Qué son las verrugas genitales?

Algunos tipos de VPH de bajo riesgo de transmisión sexual pueden causar que aparezcan verrugas alrededor de los genitales o del ano. La mayoría de las verrugas genitales (conocidas técnicamente como condilomas acuminados) son causadas por dos tipos de virus del papiloma humano, el VPH–6 y el VPH–11. Las verrugas pueden aparecer varias semanas después del contacto sexual con una persona infectada por VPH, o es posible que se tarden varios meses o años en aparecer; o puede ser que nunca aparezcan.

Las infecciones persistentes por VPH se consideran ahora como la causa prácticamente de todos los casos de cáncer cervical. Se calculó que, en 2010, cerca de 12 000 mujeres en Estados Unidos serían diagnosticadas con este tipo de cáncer y que más de 4 000 morirían a causa del mismo. El cáncer cervical es diagnosticado en cerca de medio millón de mujeres cada año en el mundo, y cobra 250 000 vidas anualmente.

Los VPH causan también cánceres de ano, de vulva, de vagina y de pene (2). Además, la infección oral por VPH causa algunos cánceres de orofaringe (la cual es la parte central de la garganta, que incluye el paladar blando, la base de la lengua y las amígdalas (2, 3).

Se ha calculado que la infección por VPH representa aproximadamente 5% de todos los cánceres en el mundo.

Tanto los VPH de alto riesgo como los de bajo riesgo pueden causar el crecimiento de células anormales, pero solo los tipos de VPH de alto riesgo pueden resultar en cáncer. Se han identificado cerca de 15 tipos de VPH de alto riesgo, entre los que se incluyen el 16 y el 18, los cuales juntos causan cerca de 70% de los cánceres cervicales . Es importante mencionar, sin embargo, que la mayoría de las infecciones por VPH de alto riesgo desaparecen por sí solas y no causan cáncer (5).

¿Cuáles son los factores de riesgo de infección por VPH y del cáncer cervical?

Tener muchas parejas sexuales es un factor de riesgo de infección por VPH. Pero, la mayoría de las infecciones por VPH desaparecen por sí solas sin causar alguna anomalía.Sin embargo, aun entre mujeres que presentan cambios anormales en las células cervicales por un tipo de infección persistente por los VPH de alto riesgo, la probabilidad de que se forme el cáncer cervical es poca, aun cuando no se dé tratamiento a las células anormales.

Como regla general, en cuanto más graves sean los cambios celulares anormales, mayor será el riesgo de padecer cáncer. Además, el hecho que una mujer infectada por VPH padezca cáncer cervical parece depender de una variedad de factores que actúan juntos con las infecciones por los tipos de VPH de alto riesgo. Los factores que pueden incrementar el riesgo de cáncer cervical en mujeres infectadas persistentemente por tipos de VPH de alto riesgo son el fumar y tener muchos hijos.

Cualquier persona que es activa sexualmente tiene el riesgo de infección por VPH transmitido sexualmente. Permanecer en una relación larga, mutuamente monógama, con una pareja no infectada minimiza el riesgo de infección genital por VPH. Sin embargo, es difícil determinar si la pareja que ha sido activa sexualmente en el pasado está infectada actualmente por el virus.

La infección por VPH puede ocurrir en las áreas genitales que están cubiertas o protegidas, respectivamente, por un condón de látex, tanto de hombres como de mujeres, así como en las áreas que no están cubiertas o protegidas. Aunque no se conoce el grado de protección que brindan los condones en la prevención de la infección por VPH, el uso de condones ha sido asociado con un índice más bajo de incidencia de cáncer cervical.

Dos vacunas aprobadas por la FDA, Gardasil® y Cervarix®, son muy efectivas para prevenir infecciones persistentes de algunos tipos de VPH. Gardasil previene la infección por los tipos 16 y 18 de VPH, los dos VPH de alto riesgo que causan la mayoría (70%) de los cánceres cervicales (4), y los tipos 6 y 11, los cuales causan la mayoría (90%) de las verrugas genitales (5). Cervarix también previene infecciones persistentes por los tipos 16 y 18 de VPH.

Fuente