Han pasado unos pocos meses desde que Microsoft realizó el anuncio oficial de Windows 10, que como todos sabemos será un sistema operativo universal orientado para PCs, tablets y smartphones. Desde entonces, la compañía ha estado llevando a cabo un programa de pruebas al que puede acceder cualquier persona que quiera ir viendo las nuevas características de esta versión. Sabemos que Microsoft planea realizar el lanzamiento de Windows 10 este verano (invierno en el hemisferio sur), aunque todavía no hay una fecha exacta para compartir. Si bien el sistema operativo aún no está entre nosotros, ya se está comenzando a hablar de la que será su primera gran actualización, que por cierto recibe el nombre “Redstone” y estará llegando en 2016.

Redstone será el nombre de la primera gran actualización de Windows 10

El lanzamiento de Windows 10 está programado para dentro de unos 3 meses aproximadamente, y entre septiembre y octubre Microsoft lanzará una actualización un poco más grande de lo habitual que incorporará los ya conocidos arreglos de bugs y realizará pequeñas mejoras en el sistema. Esta actualización no introducirá funcionalidades o características nuevas a Windows 10, pero la que sí lo hará será Redstone. La llegada de Redstone probablemente se producirá entre enero y febrero del año que viene, aunque todavía no se conoce una fecha en concreto.

Cabe mencionar que, si bien Redstone introducirá algunas funcionalidades nuevas, no será un sistema operativo nuevo, es decir que no vayan a pensar que se tratará de un Windows 11 o un Windows 10.1 ni nada por el estilo, simplemente será una actualización de tamaño considerable.

Es probable que en realidad algunas de las funciones de Redstone estuvieran planeadas para el Windows 10 original, cuyo lanzamiento era esperado para fines de este año. Al adelantar Microsoft el lanzamiento para mediados de año, es posible que algunas características hayan quedado afuera y tengan que ser introducidas más adelante.

FUENTE