experiodista- People -agredida-Donald Trump-Raccoonknows.jpg

 

Una reunión que sostuvo este martes el presidente Donald Trump para discutir el futuro de los DREAMers podría significar buenas noticias, no solo para los acogidos al programa del DACA (mandato de Consideración de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, por sus siglas en inglés), si no para millones de indocumentados.

Así lo apuntó el mandatario de 72 años, quien reunido con legisladores de ambos partidos afirmó que estaba preparado para “asumir las consecuencias” de una reforma migratoria integral.

Según The New York Times, Trump ha expresado de manera privada a sus asesores y legisladores su deseo de crear una ley migratoria que ayude a los casi 11 millones de indocumentados que viven en el país. “Si quieren que vaya un paso más allá, aguantaré las consecuencias”, aseguró el presidente ante las palabras del senador republicano por Carolina del Sur Lindsey Graham de que la Casa Blanca se estaría acercando a la idea de impulsar una reforma migratoria que fuera más allá del DACA.

Los detalles de dicha reforma y sus consecuencias están lejos de conocerse, pero están generando ya una enorme discusión en los medios.

La junta celebrada en la Casa Blanca con legisladores republicanos y demócratas tenía inicialmente como propósito principal discutir el futuro de los llamados DREAMers, es decir, los jóvenes acogidos al DACA, que arribaron a este país indocumentados siendo menores de edad, y que gracias al programa puesto en marcha por la anterior administración de Barack Obama no corren el peligro de ser deportados.

Como parte de su política de endurecimiento de las leyes migratorias, Trump puso caducidad en septiembre al DACA y pidió al Congreso encontrar una solución al estatus migratorio de los casi 800,000 jóvenes dreamers. En las actuales negociaciones, el presidente ha ofrecido la posibilidad de legalizarlos a cambio de la aprobación de una partida presupuestaria para construir el famoso muro en la frontera con México.

“Usted ha creado una oportunidad aquí, señor presidente”, observó Graham al final de la reunión, en referencia a una reforma migratoria integral. “Y ahora necesita cerrar el trato”.

Fuente