remedios caseros-dolor de garganta-Raccoonknows.jpg

 

¿Qué produce el dolor de garganta?

Las causas más comunes del dolor de garganta son las infecciones y pueden afectar a las amígdalas, la faringe o laringe y se suelen producir sobre todo en el invierno

Los cambios de tiempo bruscos, estar entre corrientes de aire o simplemente no abrigarse bien puede hace que acabemos teniendo dolor en nuestra garganta.

Otras causas del dolor de garganta
Alergias
Heridas hechas por algún cuerpo extraño (por ejemplo espinas de pescado)
Tos persistente
Algún tipo de hongo

Tratamientos tradicionales para dolor de garganta

Cuando el dolor de garganta viene dado por infecciones de tipo vírico, no hay un tratamiento específico y lo que se hace es simplemente administrar analgésicos para calmar el dolor, que por otra parte es bastante difícil de aliviar.

En los casos en los que se identifica que la infección fue producida por al virus estreptococo, se realiza un tratamiento a base de penicilina por vía oral y si no se tolera por el paciente al producirle vómitos, la penicilina es inyectada.

Sin embargo hay algunas soluciones naturales para contrarrestar el dolor de garganta y a continuación puedes conocerlas.

Remedios caseros para el dolor de garganta

¿Qué tratamientos o remedios caseros podemos utilizar para quitar el dolor de garganta o al menos aliviarlo? Aquí damos algunos remedios caseros para el dolor de garganta que son eficaces y que se pueden preparar fácilmente en casa.

Agua con sal marina

El agua con sal marina es muy buena para el dolor de garganta ya que reduce la inflamación y elimina las bacterias que lo causan. Para tomarlo se recomienda disolver ½ cucharadita de sal marina en una taza de agua tibia y realizar gárgaras varias veces al día.
No se debe tragar el agua salada sino simplemente realizar las gárgaras, de esta manera conseguirás un alivio para el molesto dolor en la garganta.

Miel con limón

El limón es muy bueno para todo los procesos víricos ya que contiene mucha vitamina C y mezclado con la miel sus efectos calmantes son más poderosos. El limón además tiene efectos inmunoestimulantes y anti-infecciosos mientras que la miel tiene buenas propiedades antibacterianas al mismo tiempo que contiene potasio y fósforo que tienen efectos relajantes.
Se calientan 4 onzas de agua y le añadimos una cucharadita de miel y una cucharadita y media de jugo de limón.

Malvavisco

Esta planta tiene en su salvia un poderoso efecto analgésico y es uno de los mejores analgésicos naturales para calmar el dolor de garganta y además es muy bueno para la gripe.

El malvavisco ayuda frente a todas las afecciones de garganta y especialmente a aliviar el dolor y frente a las faringitis e incluso las afonías.
Este preparado casero se elabora echando una cucharada de raíz seca de malvavisco en una taza de agua hirviendo. Se deja reposar durante 15 o 20 minutos y luego se deberá tomar como cualquier otra infusión.

*Es recomendable tomarlo 3 veces al día para que tenga mayor efecto calmante.

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de manzana también es bueno para aliviar el dolor de la garganta y su uso en este caso es el de realizar gárgaras con él.
Para preparar la solución natural para hacer gárgaras lo que hacemos es echar ½ taza de vinagre de manzana y una cucharadita de sal en una taza de agua tibia.

*Con este preparado hacemos gárgaras varias veces al día para calmar el dolor e inflamción en toda la zona afectada de la garganta.

vinagre de sidra de manzana y miel

Té de jengibre

El jengibre es una medicina natural que se usa para tratar muchos problemas de salud y también nos ayuda en el tratamiento natural del dolor de garganta.

Para usar la raíz de jengibre lo que hacemos es elaborar un té echando 2 cucharadas raíz de jengibre en una taza de agua casi hirviendo y se deja que repose 15 minutos.
Se debe beber en caliente y se recomienda tomar 3 veces al día.

Olmo

El olmo es un remedio poco conocido para el dolor en la garganta, pero es efectivo porque contiene mucílago que es una sustancia que se hincha al mezclarse con agua y con propiedades analgésicas.

Para su uso se debe echar una cucharadita de olmo en 2 tazas de agua hirviendo y se deja reposar durante 5 minutos. Se debe tomar estando caliente.

Fuente