image

 

Millones de personas sufren por esta afección que impide llevar una vida normal. Cuando las venas del recto se inflaman producen mucho dolor e incomodidad.

Para tratar y atenuar los síntomas puedes recurrir a los remedios para las hemorroides que te ofrecemos en este artículo.

Qué saber sobre las hemorroides

También conocidas como almorranas, son una afección muy frecuente. Los estudios indican que el 50% de la población mundial padece hemorroides, tanto internas como externas. Las causas más frecuentes de este problema son:

Obesidad
Estreñimiento crónico
Diarreas frecuentes
Embarazo
Dieta rica en proteínas de origen animal
Falta de fibras
Alergia a algunos alimentos
Sedentarismo
Trabajos que requieren hacer fuerza o estar de pie muchas horas

Los síntomas más comunes de aquellos que sufren almorranas son:

Hormigueo
Inflamación
Ardor
Dolor
Picazón
Sangrado
Sensación de evacuación incompleta

¿Cómo reducir los síntomas de las hemorroides?

Si, por ejemplo, la causa de que hayan aparecido hemorroides es llevar una alimentación desequilibrada, deberías comenzar a comer un poco más sano, añadiendo a tu dieta:

Avena
Frutas
Vegetales de hoja verde

También puedes utilizar remedios caseros que reduzcan las incomodidades o molestias producidas por las almorranas. Algunos de los más eficaces son:

Aloe vera

Ayuda a que la picazón, la inflamación y el ardor no sean tan molestos. Además, es muy fácil de aplicar y el alivio es casi inmediato.

Simplemente debes cortar un tallo de aloe vera (es conveniente tener una planta en casa) y extraer el líquido de su interior. Aplica en el área afectada luego de evacuar. No olvides limpiar bien el área para evitar infecciones.

Plantas medicinales

Las infusiones hechas con ciertas hierbas medicinales pueden ayudarte a superar los síntomas de las hemorroides. Algunas de las opciones más recomendables son la manzanilla, la cola de caballo o el marrubio.

Ingredientes

1 puñado de hojas o flores de la planta elegida
1 litro de agua
Preparación
Calienta el agua y, cuando llegue a ebullición, añade la hierba 5 minutos. Retira y deja reposar 10 minutos más.
Filtra y coloca en un recipiente para hacer baños de asiento (el agua ha de estar tibia).
Sumerge la zona afectada durante 10 minutos para notar alivio inmediato.

Acelga

Puedes comer más acelgas crudas para mejorar la evacuación y que no te duelan las hemorroides. También existe un remedio casero con esta verdura que te servirá para reducir los dolores.

Ingredientes

1 manojo de acelgas
Cantidad necesaria de agua
Preparación
Lava bien las hojas de las acelgas y coloca en un recipiente.
Resérvalas en la nevera unas 3 horas (para que se enfríen bien).
Toma un par de hojas frías y pon en el área hasta que alcancen la temperatura corporal.
Puedes repetir 3 veces al día o cuando te molesten las almorranas.

Patata

Es muy buena opción para aliviar los síntomas de las hemorroides porque disminuye la inflamación y el ardor. Puedes emplearla de muchas maneras, pero no olvides que debe estar fría. Opciones:

Pelar y rallar la patata. Envolver en un lienzo y aplicar en la zona.
Pelar y cortar rebanadas más o menos gruesas. Apoyar sobre las hemorroides.
En cualquier caso la idea es que el jugo de la patata tome contacto con la hinchazón y la alivie. No enjuagues.

Tomate

El agua que tiene este fruto ayuda a hidratar la zona y a reducir la inflamación. Solo tienes que partir un tomate por la mitad (recién sacado de la nevera) y aplicar con cierta presión en el ano. Deja unos minutos y retira.

Remedios caseros para las hemorroides

Si ya has probado con las opciones anteriores o buscan algo un poco más elaborado, presta atención a las siguientes recetas naturales:

Remedio con ajo, laurel y clavo

Estos tres elementos tienen propiedades curativas, desinflamatorias y antisépticas. ¡Juntos son realmente buenos!

Ingredientes

3 dientes de ajo
2 hojas de laurel
3 clavos de olor
½ litro de agua

Preparación

Pon a hervir el agua y echa los clavos. Añade los ajos picados en cuartos y el laurel machacado.
Cocina durante media hora, retira del fuego y deja reposar 10 minutos.
Cuela y embebe un algodón o gasa. Cuando ya el líquido se haya enfriado, coloca como compresa en la zona afectada.

Remedio con manzanilla y pétalos de rosa

Ambos son perfectos para suavizar los síntomas y la piel afectada.

Ingredientes

1 cucharada de flores de manzanilla (10 gramos)
2 rosas
1 taza de aceite de germen de trigo (250 ml)
2 cucharadas de cera de abejas (20 gramos)
2 cucharadas de lanolina (20 gramos)

Preparación

En un cazo mezcla el aceite con la manzanilla. Separa los pétalos de la rosas y añade a la preparación anterior.
Calienta a fuego lento durante 1 hora, mezclando de vez en cuando. Retira del fuego, deja atemperar y filtra en un frasco de vidrio.
Aparte, funde la cera de abejas y la lanolina. Echa al recipiente y deja que se solidifique en la encimera.
Aplica como ungüento cada vez que las almorranas te molesten o duelan.

Remedio con diente de león, hamamelis y celidonia

Estas plantas tienen muchas propiedades y pueden ayudarte a reducir los síntomas de las hemorroides. También puedes usarlas para picaduras de insectos, eccemas o heridas superficiales.

Ingredientes

2 cucharadas de hamamelis (20 g)
2 cucharadas de diente de león (20 g)
2 cucharadas de celidonia (20 g)
½ litro de agua

Preparación

Calienta el agua y cuando luegue a ebullición, añade las hierbas y deja que se realice una decocción durante 10 minutos. Retira del fuego y deja refrescar 10 minutos más.

Cuela y embebe un algodón o lienzo. Aplica como compresa en el área afectada, dejando que el líquido se absorba por completo.
Repite las veces que sean necesarias hasta aliviar el dolor o picazón.

Fuente