NUEVA YORK – Al dominicano José Peralta le llaman “The Trump Guy” (El Chico Trump). El trabajador de entregas del restaurante Alex’s Luncheonette, en la avenida Knickerbocker, en Bushwick,  no se quita su gorra roja en apoyo al presidente; tampoco la insignia a favor de Donald Trump en un pin que coloca en su ropa.

Completamente orgulloso de su elección política, Peralta recorre el vecindario de Brooklyn para distribuir las órdenes de alimentos y, de paso,  “empezar” la discusión  sobre las propuestas de Trump.

“Solo para socializar, solo para comunicarme con mi vecindario, a empezar una conversación”, dijo acerca de sus intereses. “Haciendo posible esto de empezar una conversación, luego podemos hablar de economía y trabajos”,  argumentó en entrevista a DNAinfo.

Según expresó Peralta, de 40 anos y quien se mudó a la ciudad desde República Dominicana cuando era un niño, lo que más le llamó la atención de Trump fueron sus promesas de crecimiento económico, creación de empleos así como su discurso “anti establishment”.

“La gente me dice que yo soy el único simpatizante de Trump en Brooklyn. Yo soy uno de los que tiene la valentía de expresarse”, aseguró.

Cuestionado sobre los comentarios de su líder contra los mexicanos. El simpatizante indicó que Trump “lo pudo haber dicho de otra manera” y que fueron “inapropiados”.

Peralta está consciente que su postura y su comportamiento provocan reacciones encontrados. Sin embargo, dijo que muchos opositores del mandatario “solo ven lo negativo”.

Javier Rodríguez, administrador de Alex’s Luncheonette, dijo por su parte, que aunque no favorece las creencias políticas de su empleado, no lo censura.

“Todo el mundo tiene el derecho de escoger, independientemente de que yo esté de acuerdo o no”, expresó Rodríguez.  “Eso es el fundamento de nuestro país”.

FUENTE