Evo morales-Bolivia-RACCOON KNOWS

Los resultados preliminares del Tribunal Supremo Electoral de Bolivia arrojan una ventaja para el “No” frente al “Sí” en el referendum de este domingo, lo que impediría la reforma a la Constitución e impediría al presidente Evo Morales y su vicepresidente Álvaro García Linera ser nuevamente candidatos en 2019.

Cuando queda la mitad de los votos por contar, el Gobierno ha pedido paciencia mientras la oposición se ve cerca de la victoria.

 Con el 45% de votos nacionales escrutados, hasta el momento el “Sí” ha obtenido un 42,36%, mientras que el “No” tiene un 57,64% (reporte de las las 4:48pm ET).

Morales llamó a aguardar los resultados oficiales completos con serenidad y dijo que confía plenamente en el voto de las áreas rurales. “Ese compromiso, como algunos hermanos dicen, es ‘un pacto de sangre’ realmente de los centros obreros, donde hay mineros y otros sectores sociales. Ahora desde el momento que empezamos con este movimiento social, en las ciudades no me quieren mucho”.

Morales, que ratificó que su gobierno respetará el resultado oficial del referéndum, dijo que si se diera un virtual triunfo del “No”, el trabajo político de su partido continuará.

“La vida sigue, si gana el “No”, la lucha sigue, la gestión sigue tengo tantas responsabilidades no se trata de desesperarse frente a cualquier resultado, nunca nos hemos desesperado”.

Por su parte, desde la oposición aseguran que defenderán el voto de los ciudadanos.

Jorge Quiroga, jefe del Partido Demócrata Cristiano, dijo que “lo que no vamos a permitir es que nos roben el resultado electoral democrático expresado por el pueblo en las urnas, esa es la tarea que corresponde ahora y después al gobierno lo que corresponde es gobernar, parar el despilfarro y el derroche económico, parar la corrupción galopante”.

En las calles las opiniones están divididas. En este contexto, la misión de observadores de la OEA aseguró que detectó algunas irregularidades durante el referéndum, pero descartó que puedan considerarse pruebas de fraude electoral.

Leonel Fernández, presidente de la misión de observadores, dijo: “Podemos ver irregularidades, podemos ver faltas, podemos ver fallas, pero no estamos hablando de fraude deliberado que tenga como objetivo adulterar los resultados”.

Una comisión de la OEA permanecerá en Bolivia hasta que se conozcan los resultados oficiales del referéndum, que, según la ley, pueden ser presentados por el Tribunal Electoral en un plazo de 7 días desde la jornada de votación.

FUENTE