image

 

Una amiga de la infancia de la actriz Mila Kunis, Kristina Karo, demandó a la actriz por robar un pollo que tenía como mascota hace 25 años, pero finalmente ha decidido retirar la denuncia de 5.000 dólares ya que reconoce haber “aprendido a perdonar”.

“He aprendido a perdonar en mi corazón a la gente que me ha hecho algo malo, como Mila. Solo hay un juez y es Dios. Rezo por su alma y por el alma de Doggie, espero que haya encontrado finalmente la paz en el cielo de los pollos”, cuenta Kristina a TMZ.

Tuvo que ir a terapia
Kristina pedía 5.000 dólares para pagar la terapia que tuvo que seguir por haber perdido a su mascota, aunque el hecho de que sus fans ayudaran a recaudar el dinero tras escuchar su historia ha hecho -según cuenta Kristina- innecesario mantener la denuncia.

Aquel primer paso de Kristina dejó sin palabras y muerta de risa a la actriz y su marido Ashton Kutcher.

“Me quedé destrozada. Lloraba. Me quedé muda. Pero ¿qué pollo robé? Evidentemente estaba en el pueblo cuando robé estos pollos por lo que pido disculpas a esta mujer, que debía entonces tener un mes de vida”, decía Mila en un vídeo, en el que la pareja decía que la historia había sido inventada para promocionar el lanzamiento de un vídeo musical de Kristina.

“Así que esta chica va a sacar un disco y al mismo tiempo te pide 5.000 dólares por robar un pollo cuando ella tenía un mes y tú ¿siete años?”, señalaba Ashton.

Y Mila bromeaba: “Me gustaría lanzar una contrademanda de 5.000 dólares por hacerme ver su vídeo musical. Me duele el cuerpo. Me duelen los ojos. Me queman. Me parece que voy a ser una defensora de los pollos durante mucho tiempo. No robaré nunca el pollo de otros”.

Kristina argumentaba que la pérdida de Doggie le trajo la “ruina emocional” y le hizo necesitar terapia. Además, cuando se mudó a Los Ángeles para hacerse un hueco en la música, la proximidad con la actriz le trajo los malos recuerdos de haber perdido a su pollo, y necesitó más tratamiento. Kristina asegura que la actitud de Mila le impidió perseguir el sueño americano.

Fuente