image

 

A pocos días de haberse cumplido el aniversario del nacimiento de Marylin Monroe, fuertes revelaciones sobre sus últimos días de vida y el estado en el que fue encontrada han comenzado a surgir.

En el libro ‘Pardon My Hearse’ publicado por Alan Abbott y Ron Haste, se revela que la rubia murió de una sobredosis de Nembutal en su cama. Los autores del libro fungían como ‘enterradores’ de las estrellas de Hollywood, y ellos fueron los que recogieron el cuerpo de la estrella.

Cuentan que les costó trabajo reconocer el cuerpo de Marylin pues se veía envejecido y en mal estado: “No creímos que fuese su cuerpo. Parecía una mujer normal muy envejecida. No se había teñido el pelo desde hacía tiempo, no se había afeitado las piernas”.

En cuanto a su cuerpo, Abbott contó que sus senos eran mucho más pequeños, pues no llevaba las prótesis mamarias que hacía que lucieran más voluptuosos.

“El forense tuvo que hacer una reconstrucción del cadáver que le llevó varias horas para que se pareciese al icono del cine que todo el mundo adoraba”.

“Debido a las tremendas implicaciones que tenía esta muerte, llevó mucho más tiempo practicar su autopsia. El doctor Thomas Noguchi tardó tres veces más de lo normal”, añade el escritor.

Fuente