Cathriona-White-Jim-Carrey-Raccoonknows.jpg

 

Casi un año después de la muerte de la actriz Cathriona White, las autoridades han dado a conocer la nota que dejó la exnovia de Jim Carrey dirigida al actor y que revela los días de angustia que vivió al final de su vida.

‘He pasado ya tres días, ya incrédula de que ya no estás aquí”, dice la nota que dejó la joven de 30 años y que fue obtenida por People. “Puedo continuar con el corazón roto, y tratar de unir los pedazos de vuelta. Podría [hacerlo pero] es que esta vez, simplemente no tengo las fuerzas”.

La joven lamenta en el texto la ruputura con el comediante. “Lo siento si tú creíste que no estuve ahí para tí. Traté de darte la mejor parte de mí”.

White era originaria de Irlanda y conoció al actor canadiense de 53 años en el set de una cinta en 2012. Desde entonces mantuvieron un romance intermitente y una semana antes del suicidio habían roto una vez más.

La policía de Los Ángeles encontró a la chica fallecida en su apartamento el 15 de septiembre y desde un primer momento se consideró que se trataba de un suicidio por una ingestión de medicamentos.

Los resultados de la autopsia confirman que White falleció por ingerir un cóctel mortal de medicamentos que incluían propranolol, con el que se trata la presión alta; zolpidem, un opoide para tratar el insomnio; y analgésicos como el oxycodone y el oxymorphone.

Las autoridades también revelaron que en sus pesquisas encontraron medicamentos dentro del apartamento de White, cuyas recetas habían sido emitidas a un tal Arthur King. Antes de su muerte, la joven había recibido varios mensajes de texto de Carrey preguntándole si sabía dónde habían ido a parar los analgésicos que tenía debajo del lavamanos.

De acuerdo al reporte de la policía, “es muy posible” que los medicamentos prescritos a Arthur King eran los que mencionaba Carrey en sus mensajes.

La nota póstuma de White también mencionaba su funeral. “No sé realmente de funerales y esas cosas”, dijo. “Tú eres mi familia, así que lo que quiera que tú escogas estará bien”. La chica también pidió que se vendieran sus pertenencias y que se le entregaran a su familia.

“Por favor, perdóname”, finalizó en su nota la chica. “Yo simplemente no estoy hecha para este mundo”.

La nota iba firmada por “Dewdrop” (gota de rocío), el apodo que al parecer usaba Carrey para la joven.

Fuente