image

 

La revista Elle desató una polémica al cambiar la portada de su edición australiana, donde aparece la modelo Nicole Trunfio amamantando a su bebé.

En primera instancia, la revista había mostrado en su versión digital a la modelo cubierta con un traje negro de Prada y fue elogiada por su elegancia, sin embargo, las críticas llegaron cuando los suscriptores recibieron la revista impresa y la portada mostraba a Trunfio con uno de sus pechos descubiertos dando de lactar a su hijo Zion.

Quizá fue la incongruencia lo que molestó a muchos lectores. Y a otros más conservadores el atrevimiento de modificar la edición de esa manera.

Ante el interés desatado, la editora de Elle, Justine Cullen, explicó que la imagen no había sido planificada, sino que durante la sesión fotográfica que se hacía, Trunfio tuvo que amamantar.

“Zion necesitaba mamar, Nicole le dio el pecho y cuando vimos lo guapos que estaban, simplemente los movimos al set, fue un momento completamente natural que resultó en una imagen poderosa”.
Diversos movimientos en Estados Unidos y Reino Unido han defendido la normalización del acto de dar de mamar en la vía pública. Pese a los movimientos conservadores que manifiesta oposición.

“Cuando vi mi portada amamantando, algo que no fue planeado y que fue simplemente natural, se me saltaron las lágrimas y pensé: ‘Uau, este es un momento muy especial en el que mis mundos han coincidido’ ”, expresó Trunfio.

La modelo de 29 años que ha lucido diseños en pasarelas internacionales de Chanel, Dolce & Gabbana, Versace, Christian Dior, Gucci, entre varias otras, aprovechó la ocasión para manifestar a través de su cuenta de Instagram que las mujeres deben ser menos juzgadas por su condición de madres.

“No hay nada más poderoso y hermoso que la maternidad. Lo último que quiero es resultar controvertida, así que por favor, tomad esto por lo que es, dejadnos #normalizarlalactancia”.

Fuente