Se espera que una vez finalizado un tratamiento médico, Rihanna vuelva a su peso original.

Aparentemente los kilitos a más de Rihanna se deben a un problema de salud, revela la revista OK!, en su versión australiana.

La cantante apareció en el festival de Coachella, nuevamente usando ropas largas, para ocultar sus curvas.

Aunque muchos tabloides señalaban que ella podría estar embarazada de su multillonario novio árabe, representantes de la artista aseguraron que ella no está esperando bebé.

Un amigo afirmó a la publicación que fue una medicina que estaba tomando, que la hizo engordar, pero considera que ya que deje el tratamiento, podría volver a su peso de siempre.

Fuente