¿Imaginas encontrarte a Rihanna a media noche cantando en tu cama? Esto mismo es lo que le pasó al presentador Jimmy Kimmel este miércoles.

El conductor del programa fue sorprendido a la una de la madrugada con el último tema de la cantante “Bitch better have my money”. Como podemos ver en el vídeo, Jimmy tardó un rato en reaccionar y entender lo que estaba sucediendo.

Molly McNearney, la mujer de Jimmy, fue cómplice de la inocentada y ayudó a Rihanna a colarse en su casa. Sin piedad, la cantautora le lanzó billetes, le apuntó con linternas y le arrojó una almohada.
El presentador aseguró en su programa Jimmy Kimmel Live! que “fue una broma buenísima”, ambos lo explicaron este jueves dentro de su espacio televisivo.

Fuente