rob-kardashian-Raccoonknows.jpg

 

Rob Kardashian habló por primera vez sus razones por las que no quiso asistir a la boda de su hermana Kim con Kanye West.

El único varón del clan Kardashian reveló a la revista People: “Había cámaras en el aeropuerto y estaba muy infeliz con la persona que veía en las fotos, me molesta haberme perdido la boda de mi hermana pero fue mi decisión”, expresó Rob quien en ese tiempo sufría una profunda depresión por el exceso de peso que tenía.

Ahora con la ayuda de Blac Chyna y la ilusión por el hijo que esperan, Rob se siente muy bien, está superando sus problemas y hasta ha decidido ponerse en régimen para perder kilos y sobre todo, estar más cerca de su famila.

“La manera en que enfrenté mis problemas tal vez no fue la  mejor, pero nadie podía hacerme feliz. Ahora quiero ver a mi familia cada vez que puedo, nunca se sabe lo que pueda suceder mañana y no me gustaría hacerle eso a mi madre” declaró Rob Kardashian.

Fuente