Roberto Rosario
SANTO DOMINGO. El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Roberto Rosario, responsabilizó ayer a la clase política del país de mantener resabios en contra de los procesos electorales, los cuales asegura convierten en una tragedia nacional en los que siempre ven fantasmas, y nunca aceptan una derrota sin antes de aludir fraude.

A su entender, los políticos no han asumido el cambio de los tiempos que colocan a las elecciones como una fiesta de la democracia. “Teníamos y tenemos todavía una clase política que no ha entendido el cambio de los tiempos, y que aporta mucho en la parte que tiene que ver con la integración de la ciudadanía desde un punto de vista crítico al ejercicio de sus derechos, y por eso este escenario lo convierten en una tragedia, viven viendo fantasma donde no hay”, precisó.

Sostuvo que esas actuaciones deslucen los torneos electorales, pero que trabajan para lograr las elecciones con mayor nivel de innovación, participación y observación de toda la historia dominicana.

Indicó que el proceso de las elecciones del 15 de mayo será simplificado con un sistema de escrutinio que dejará atrás las actas descuadradas y las quejas.

Reiteró que antes de la medianoche la población conocerá los candidatos ganadores de los 4,106 cargos electivos. “El avance que habrá en el uso de la tecnología será enorme y el impacto también. En las elecciones no pasará nada, al otro día la gente irá temprano a trabajar como si nada ocurriera”, reafirmó en el acto de lanzamiento del programa “acompañantes escolares electorales”. El programa en el que participan 1,100 estudiantes de 123 municipios, abarcará 158 colegios electorales.

En la actividad que se celebró en el hotel Jaragua, Marina Hilario, encargada de enlace comunitario de la JCE, dijo que a través de dicho programa estudiantes de 13 a 17 años darán seguimiento y monitoreo al proceso dentro de los recintos electorales. De su lado, los estudiantes se comprometieron a velar para lograr unas elecciones transparentes.

Agripino
En la actividad, monseñor Agripino Núñez Collado aseguró ayer que la JCE es el “vientre de la democracia y si las cosas salen mal, pues no podemos decir que tenemos una buena democracia”. A su juicio, la participación de la ciudadanía es vital para el éxito de cualquier elecciones. Puso de ejemplo la crisis electoral de 1994 donde la ciudad jugó un papel vital.

En el acto también participaron los estudiantes Yadania Michel Zabala Castillo y Richard Joseph Suero, los profesores Máximo de la Rosa y Ángela Cruz, así como la comunicadora Nuria Piera.

FUENTE