Roberto Rosario de JCE plantea plan de deportación humanitario

SANTO DOMINGO, RD.- El presidente de la Junta Central Electoral (JCE) propuso un procedimiento de deportación de indocumentados con apego a los derechos humanos. Al pronunciar las palabras centrales durante el acto de presentación de los resultados de la Auditoría al Registro Civil en los años 1929-2007, Roberto Rosario Márquez indicó que solo falta por definir el procedimiento administrativo de deportación.

Señaló que el Estado dominicano debe estar preparado para nuevas oleadas migratorias, ya que tiene como vecino, con frontera terrestre, a un país con escasa o ninguna presencia de Estado en su propio territorio y con una frágil gobernabilidad, y ha sido reconocido por la comunidad internacional como uno de los países más pobres del mundo.

“Como si esto fuera poco, la ayuda internacional hacia este Estado ha sido mal canalizada y mal dirigida, ya que en vez de invertir en infraestructura estatal y crear institucionalidad gubernamental, la misma es orientada a través de aproximadamente 10 mil ONG, que son las que movilizan un lobby internacional y local, que siempre mantendrá su foco de atención hacia República Dominicana, como forma de justificar el rol que desempeñan”, indicó Rosario Márquez.

Propuesta

Los elementos esenciales del procedimiento administrativo de deportación, planteado por el presidente de la JCE, contienen aspectos como establecer un horario para la ejecución de la política de repatriaciones, entre 6:00 a.m. y 6:00 p.m.; sin incluir sábado ni domingo, salvo en casos de fuerza mayor, hacer acompañar a los repatriados de sus efectos personales y no retener sus documentos, siempre que no se trate de documentos ilegales que constituyan elementos de prueba ante los tribunales.

También notificar en un período no mayor de 48 horas a las autoridades diplomáticas o consulares acreditadas en el territorio nacional, garantizar a los representantes de los Estados de los afectados, ejercer su función de asistencia consular, comunicarles sus derechos al momento de ser detenidos e informarles y permitirles, si lo desean, que tienen derecho a realizar una llamada telefónica: y presentar cualquier documento que les permita demostrar su estado migratorio.

El acto

La presentación de los resultados de la auditoría al Registro Civil del 1929 al 2007 estuvo a cargo del coordinador de la Comisión de Oficialías César Féliz Féliz. Fueron inventariados 116 mil 506 libros, que tienen 16 millones 748 mil 568 folios contentivos de la historia registral del país durante esos años. Se encontró que 53 mil 827 libros, que a su vez recogen 10 millones 321 mil 799 folios, dieron lugar a expedientes de personas a revisar. El coordinador de la Comisión de Veedores de la Auditoría del Registro Civil, Adriano Miguel Tejada, certificó la profesionalidad del proceso. Hicieron uso de la palabra en el acto el empresario Juan Vicini, el representante de la ONU en el país, Lorenzo Jimenes de Luis, y el canciller Andrés Navarro.

La mayoría de los registros son de Haití

Féliz Féliz dijo que entre los hallazgos de la auditoría figuran como las naciones más destacadas la República de Haití con 41 mil 133 personas; Estados Unidos, con 2 mil 359; España con mil 705; China, con mil 190; Puerto Rico, con 586; Holanda, con 487; Venezuela, 448; Colombia, 379; Japón, 366, y Francia, 339, entre otras naciones. La auditoría del Registro Civil, desde 1929 hasta el 2007, está contenida en la sentencia 168-13 del TC.

FUENTE