image

 

Para muchos resultó sin duda toda una sorpresa descubrir hace cuatro años que el rompecorazones latino Romeo Santos tenía un hijo, Alex Damián a quien presentó públicamente por aquel entonces protagonizando juntos de forma excepcional la portada de una revista-, ya que siempre intentó mantener al chico, hoy de 14 años, alejado de los focos de la atención mediática. Sin embargo, el segundo plano que siempre ha ocupado el adolescente en la vida pública de su famoso padre no responde a una estudiada estrategia para proteger la imagen de soltero sin ataduras del cantante, sino a la preocupación que este siente por su bienestar.

“Decidí posar junto a mi hijo cuando llegó a una edad en que pudo decidir personalmente: ‘Quiero estar en la portada de una revista’. Quería demostrarle que estoy orgulloso de él. Quería que mi hijo entendiese que no estaba tratando de ocultar su existencia. Estaba protegiéndole”, confesó Romeo a Billboard.

De hecho, a la estrella de la música latina nunca le ha preocupado que la falta de información sobre su vida íntima dé pie a todo tipo de especulaciones, incluyendo rumores sobre su orientación sexual.
“Siempre he sido muy reservado. Esa es una de las razones por las que mucha gente se ha preguntado si soy gay. No lo soy. Sencillamente no quiero mostrar a mi chica, si es que la tengo. No estoy casado.

Solo quiero vender música, y eso es lo único que me interesa vender”, añadió.

La relación de Romeo con su único hijo, que nació cuando él apenas tenía 19 años fruto de una relación esporádica, no siempre ha sido tan cercana y fluida como hoy en día, ya que durante los primeros años de vida de Alex Damián fue una figura ausente.

“No fue planeado y huí como un cobarde. Nuestra relación era como de lejos, yo no paraba de repetirme: ‘no, no, no’. Sentí que era un niño teniendo a un niño y me alejé durante dos años”, revelaba Romeo a People en Español.

Fuente