Rusia-terrorismo-ataque con cuchillo-Surgut-Raccoonknows.jpg

 

Las autoridades rusas precisaron que manejan todas las versiones -incluido un atentado terrorista- en la investigación del ataque con cuchillo que dejó el sábado siete heridos en la ciudad siberiana de Surgut, uno de ellos en estado crítico.

“En estos momentos la investigación contempla todas las versiones posibles” de los motivos del crimen, dijo a los periodistas la portavoz del Comité de Instrucción (CI) de Rusia, Svetlana Petrenko.

Aunque en un primer momento se informó de ocho heridos en el ataque, más tarde la policía redujo a siete el número de víctimas.

La organización yihadista Estado Islámico (ISIS) reivindicó ayer el ataque al asegurar en un comunicado que el agresor -abatido por la policía rusa minutos después de acuchillar a sus víctimas- era un “soldado” suyo.

La autoridad rusa que investiga el caso también precisó que el atacante ha sido identificado como un joven vecino de Surgut nacido en 1998.

“En su domicilio se han realizado registros. Se trabaja en aclarar las circunstancias de lo sucedido y los motivos del atacante”, subrayó Petrenko.

En un primer momento, el CI aseguró que el criminal era un hombre nacido en 1994 y también residente en la ciudad, capital de la autonomía rusa de Janti-Mansiysk.

Varias fuentes policiales citadas por medios locales han identificado al atacante como Artur Gadzhíev, de 19 años y procedente de la república musulmana de Daguestán, en el conflictivo Cáucaso Norte ruso.

Al parecer, su padre está incluido en la lista de extremistas religiosos, aunque vive en Daguestán, a miles de kilómetros del lugar donde su hijo perpetró el ataque.

La gobernadora de Janti-Mansiysk, Natalia Komarova, informó hoy de que uno de los siete heridos en el ataque “se encuentra en estado extremadamente grave”, mientras que otros tres “están graves”.

“Otros dos heridos están en estado menos grave y otro ha sido dado de alta”, explicó.

El ataque se produjo al día siguiente de otros similares ocurridos en Finlandia y Alemania, donde varias personas fueron acuchilladas.

En Turku (suroeste de Finlandia), un joven marroquí armado con un cuchillo mató a al menos dos personas en una céntrica plaza de la ciudad, mientras que en Wuppertal (oeste de Alemania) otra persona pereció tras ser acuchillada por un hombre que se dio a la fuga.

Estos ataques no han sido reivindicados hasta el momento por ningún grupo terrorista.

Fuente