Rusia-Taliban-ISIS-terroristas-RACCOON KNOWS

Ahora que el número de combatientes de ISIS está aumentando en Afganistán, un vecino regional, el presidente ruso Vladimir Putin está recurriendo a un antiguo enemigo —el Talibán— para compartir inteligencia.Una vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakaharova, dijo que el contacto entre Rusia y el Talibán afgano solo involucra compartir inteligencia e intercambiar información relacionada con la lucha contra ISIS.

¿Por qué habría Putin de ponerse en una posición de riesgo al trabajar con el Talibán? Este es un caso de alinearse con el enemigo de su enemigo.

El mes pasado, un comandante de EE.UU. le dijo al Congreso que ISIS ha ganado fuerza en Afganistán en los últimos meses, ya que hay hasta 3.000 combatientes ahí.

Desde hace mucho tiempo, Putin se ha preocupado por los miles de yihadistas de la región del Cáucaso de Rusia y por el hecho de que las antiguas repúblicas soviéticas se unan a la lucha contra ISIS en Siria.

Él podría estar tratando de cortar el canal de combatientes más cerca de casa, en Afganistán, le dijo un experto a CNN.

“Los vínculos entre ISIS y la insurgencia en el norte del Cáucaso, el hecho de que muchas personas del norte del Cáucaso estén luchando en Siria —quizá no tantos como el gobierno ruso dice, pero sin duda un buen número, incluso en papeles de liderazgo— significa que Rusia efectivamente ve a ISIS y a muchos de los otros grupos islamistas como una amenaza particular, de una manera en la que quizá el Talibán no lo es”, dijo Olga Oliker del Centro para Estudios Internacionales y Estratégicos de Washington. “Por lo tanto, los rusos podrían pensar que ellos (el Talibán) son los menores de los males disponibles”.

El analista militar de CNN, el teniente general Mark Hertling, dijo que un mapa muestra la situación. Afganistán limita al norte con las antiguas repúblicas soviéticas de Turkmenistán, Uzbekistán y Takikstán; Kazajstán se encuentra entre esas naciones y Rusia.

“Rusia y el señor Putin están muy preocupados por el paso de terroristas, insurgentes e islamistas entre esas fronteras”, dijo Hertling.

Trabajar con el Talibán presenta algunos riesgos para Putin, quien ha estado ampliando su alcance con audacia por medio de medidas agresivas en Siria, Ucrania y con Corea del Norte.

Los analistas dicen que todo esto gira en torno a que Putin proyecte su relevancia y fuerza.

“Él quiere regresar a los años setenta, cuando la Unión Soviética y Estados Unidos estaban al mismo nivel como líderes geopolíticos, como rivales de la Guerra Fría, pero aun así se sentaban y llegaban a acuerdos”, dijo Matthew Rojansky del Centro Woodrow Wilson.

El exfuncionario de contraterrorismo de la CIA está de acuerdo, y califica a la medida tomada por Putin como “una toma de poder bastante seria”. Putin busca mejorar sus relaciones con esas antiguas repúblicas soviéticas.

“Lo que Putin está haciendo ahora es que le está diciendo a esos estados ‘Yo trabajaré con el Talibán para asegurarnos de que tengamos un acuerdo a fin de recopilar inteligencia acerca de ISIS antes de que crucen la frontera'”, dijo Mudd. “‘Cuando recopile esa inteligencia, se la pasaré a ustedes’. Esto gira en torno tanto a restaurar esas relaciones y confianza con las repúblicas de Asia central y a competir con Estados Unidos, como a contrarrestar a ISIS en Afganistán”.

El surgimiento de ISIS en Afganistán es otra preocupación importante no solo para Rusia, sino también para Estados Unidos. Gran parte de la violencia en el país ocasionada por la guerra y una insurgencia ha involucrado al Talibán. Sin embargo, al Qaeda —una organización que, liderada por el fallecido Osama bin Laden, tenía su sede en Afganistán antes de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001— sigue siendo una amenaza.

Un funcionario del Departamento de Estado le dijo lo siguiente a CNN cuando se le pidió que comentara sobre el acuerdo entre Rusia y el Talibán: “Rusia y otros participantes regionales tienen un interés compartido en apoyar la continua seguridad y mayor estabilidad de Afganistán. Esperamos poder seguir encontrando formas de trabajar con Rusia a fin de promover la seguridad y estabilidad de Afganistán”.

Otro funcionario de Estados Unidos le dijo a CNN que Washington no considera que esto debilite la estabilidad que está tratando de lograr, junto al gobierno de Afganistán. Pero lo que sería desestabilizador, dijo el funcionario, es cualquier contacto con el Talibán que legitimaría al grupo con un reconocimiento internacional.

Moscú abordó los informes de los medios rusos acerca de que Rusia le está proporcionando armas a combatientes en Afganistán.

Las únicas armas que serían transferidas de manera comercial irían directamente al gobierno afgano y no involucrarían al Talibán debido a las sanciones en contra del grupo, dijo Zakharona, la vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia. Rusia “sigue estrictamente el régimen de sanciones en contra del Talibán”.

FUENTE