Arsenio Quevedo

SANTO DOMINGO. El expresidente de la Unión Nacional de Transportistas y Afines (UNATRAFIN), Arsenio Quevedo, fue sacado de emergencia de la sala de audiencia donde se conocería la solicitud de apertura a juicio en su contra, debido a molestias en el pecho y vómito.

De acuerdo a médico legista de la Fiscalía del Distrito Nacional, Juan Solano, Quevedo tenía la presión arterial en 220 lo que podría ocasionar un preinfarto por lo que fue llevado a La Clínica Abreu, ubicada frente del Palacio de Justicia.

La jueza Kenya Romero del Séptimo Juzgado de la Instrucción recesó la audiencia a los fines de que el imputado de sicariato y lavado de activos fuera llevado a un centro de salud.

FUENTE