Kim Kardashian-Robo-Joyas-Seguridad-Raccoonknows.jpg

El desgarrador testimonio de Kim Kardashian West sobre el robo sufrido en octubre en París ha salido a la luz, tal y como publica el periódico francés Le Journal du Dimanche.

Según dicha publicación, la primera declaración de Kim fue grabada por las autoridades francesas el 3 de octubre a las cuatro y media de la madrugada, justo horas después de llamar a la policía para pedir ayuda. El robo tuvo lugar en el hotel No Address de la ciudad, donde la mayor de las Kardashian se estaba quedando con sus hermanas para disfrutar de la semana de la moda de París.

Tal y como fue recogido por las autoridades, la protagonista del reality Keeping Up with the Kardashians fue retenida a punta de pistola por unos hombres enmascarados que robaron millones de dólares en joyas de la también empresaria, incluyendo un anillo de $4 millones.

El periódico francés recoge que todo ocurrió cuando Kim regresaba al hotel con su hermana Kourtney Kardashian y su estilista Simone Harouche. Mientras los demás se preparaban para salir, ella decidió quedarse en el hotel y trabajar desde su ordenador.

“Escuché un ruido en la puerta, como pasos, y entonces pregunté, ‘¿Quién está ahí?’. Nadie contestó. Llamé a mi guardaespaldas a las 2:56 a.m. A través de la puerta vi a dos personas que llegaban y al vigilante atado”, explica el reporte.

La declaración continúa con detalles muy escabrosos. “Es el que llevaba unas gafas de ski quien se quedó conmigo. Él me pidió con su fuerte acento francés mi anillo. Estaba en la mesita de noche. Cuesta $4 millones. Le dije que no sabía, él sacó una pistola y entonces le enseñé el anillo”.

La documentación policial prosigue con información muy delicada. “Me agarraron y me llevaron al pasillo. Llevaba puesto un albornoz, con nada debajo. Volvimos a la habitación y me tiraron a la cama. Y, fue en este momento en el que me ataron con cables de pástico y pusieron cinta en mis manos, sobre mi boca y mis piernas”.

A partir de ese momento los ladrones aprovecharon para llevarse dos pulseras de diamantes de Cartier, un collar de oro y diamantes de Jacob, unos pendientes de diamantes de Lorraine Schwartz y un reloj Rólex, entre otras cosas. Después de obtener todo esto, Kim afirmó que salieron corriendo.

La mujer de Kanye West también aseguró a las autoridades que no consideraba que los ladrones fueran profesionales “por la manera en que me ataron”.

El lunes, las autoridades francesas arrestaron a 17 personas en relación con este caso y el viernes, diez de ellos fueron formalmente confirmadas como posibles responsables del robo. Uno de los hombres, identificado como Omar A, o Omar el Viejo, podría ser el cabecilla del crimen. Según los reportes policiales, el ADN del acusado fue encontrado en la cinta que fue usada para atar a la celebridad.

Fuente