Salud Pública
MONSEÑOR NOUEL. Las autoridades del Ministerio de Salud Pública confirmaron un brote de cólera que ha afectado a decenas de moradores de varios sectores del municipio Bonao de esta provincia.

Asimismo, la directora del hospital público Doctor Emilio De Marchena, doctora Caridad Acosta Guzmán, confirmó que en ese centro permanecen ocho personas, que al ser sometidas a los análisis dieron positivo en los resultados. Indicó que esas personas son mantenidas en un área especial, donde se les aplican los medicamentos que demanda la situación.

Del mismo modo informó que en las últimas semanas más de 65 personas han sido tratadas en ese centro asistencial estatal con los síntomas del cólera. Los casos han sido detectados en los sectores de los Arroces, La Ceiba y Masipedro.

El consumo de agua contaminada, de acuerdo con lo informado por la directora del hospital público local, ha sido la causa del brote de cólera.

Mientras tanto, desde el nivel central de Salud Pública se ofrecen orientaciones a los pobladores para que no consuman agua ni del río Masipedro, ni de un canal que hay en la comunidad.

Acosta Guzmán informó que en el año 2010 en la localidad se presentaron decenas de casos de cólera. Entre las personas que han sido atendidas por la enfermedad, hay tres ciudadanos haitianos.

Días antes, moradores de la zona señalaron que cientos de familias en esa comunidad y otras vecinas reciben agua del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa), pero que al parecer no la están tratando con los métodos necesarios, porque varios vecinos suyos también resultaron aquejados del brote diarreico.

Asimismo, se comprobó que en varias clínicas privadas de la provincia personas permanecen internas con los síntomas del cólera, que son vómitos, fiebre y diarrea.

El pasado martes, una joven de la comunidad del Abanico, Constanza, fue atendida en este hospital. La directora del hospital público local informó que están recibiendo respaldo del nivel central de Salud Pública, el Inapa y del Cuerpo de Bomberos. Tras los reportes en Bonao, la Dirección General de Salud Ambiental (DIGESA) anunció que iniciaba la investigación de estos casos para precisar si en realidad se trata de esta enfermedad vinculada al uso de agua contaminada.

FUENTE