Salud Pública

EL SEIBO. El sector José Francisco Peña Gómez, al sur de esta ciudad, fue intervenido por el Ministerio de Salud Pública, debido a una plaga de garrapatas que ha generado incertidumbre en la población.

Pánico y temor viven los residentes en el indicado sector, debido a la fama del ácaro, al cual se le atribuye ser vector de múltiples enfermedades infecciosas.

Las autoridades de la Dirección Provincial de Salud en El Seibo atribuyen las garrapatas en el residencial a la presencia de animales vacunos y caninos. Al parecer, los ácaros corren de los potreros a los hogares por la alta temperatura.

Los ixodoideos, conocidos vulgarmente como garrapatas, solo se alimentan de sangre y son vectores de numerosas enfermedades infecciosas, entre las que se destacan el tifus o enfermedad de Lyme.

Al menos cinco brigadas han sido diseminadas en el sector José Francisco Peña Gómez para combatir a los ácaros, que se desplazan en horas nocturnas con mayor facilidad, por temor al calor del día.

Hito Peralta, director provincial de Salud, dijo que los ácaros huyen de la alta temperatura y corren al sector en horas nocturnas, cuando la temperatura baja.

Las garrapatas, además de que atacan a distintos mamíferos, también se arriman a los humanos, a quienes provocan mayor daño, pues los infectan de diversas enfermedades.

La garrapata es pequeña, pero astuta, ya que sube por la hierba y los árboles a la espera de cualquier animal al cual adherirse. Sobrevive por largos períodos. Pasa de animal a animal hasta convertirse en plaga en el ganado y otros animales, como perros, cerdos y gallinas.

Succiona la sangre de los animales con una rapidez asombrosa.

FUENTE