Galaxy-Note-7-Samsung-quemados-Raccoonknows-1.jpg

Primero fueron reportes aislados, rumores sobre baterías defectuosas, retención de los envíos y ahora la confirmación de Samsung: freno a las ventas del Galaxy Note 7 luego de al menos 35 casos de dispositivos quemados.

Así lo confirmó Samsung en su blog, donde detalló además que los clientes que hayan adquirido una de las phablet podrán pedir un reemplazo del equipo.

Presentado a comienzos de agosto, el Galaxy Note 7 es el padre del segmento de las phablets, dispositivos con un tamaño superior al de un smartphone pero no tan grandes como una tablet, que en el caso de Samsung tienen un lápiz óptico incluido para un manejo más eficiente.

Galaxy Note 7-Samsung-quemados-Raccoonknows.jpg

Koh Dong-jin, director de la división de telefonía móvil de la empresa, dijo que “es posible que los usuarios del Note 7 estén preocupados. Si se acercan al servicio técnico, tenemos un software para comprobar si hay problemas en el teléfono. Durante la revisión pueden utilizar un terminal de cualquiera de los otros modelos disponibles”.

Tras una investigación, Samsung concluyó que las igniciones de los Galaxy Note 7 “fueron causadas por baterías defectuosas”, según Koh.

El director de la división de telefonía móvil aseguró que en la investigación se detectaron 24 de estas baterías defectuosas en un total de un millón de terminales.

La llamada a revisión masiva de los Galaxy Note 7 es algo que no tiene precedentes para la empresa surcoreana, número uno en ventas de móviles desde hace varios años y en pugna permanente con Apple, que con su iPhone logra cada día captar más adeptos.

Fuente