Sarah Palin- Donald Trump-Republicanos-RACCOON KNOWS

La exgobernadora de Alaska, Sarah Palin, apoyó al favorito presidencial republicano, Donald Trump, el martes en una parada de la campaña en Iowa.

La candidata a vicepresidenta en 2008 dijo que estaba “orgullosa de apoyar” Trump.

 El reconocimiento oficial será seguido por una aparición conjunta este miércoles en Tulsa, Oklahoma.

Trump había estado prometiendo un “anuncio importante con un invitado especial” más tarde el martes, aunque no dijo si el apoyo vendría de la favorita del Partido del Té.

“Estoy muy honrado de recibir el apoyo de Sarah. Ella es una amiga y una gran persona por la que siento un gran respeto. Estoy orgulloso de tener su apoyo”, dijo Trump en un comunicado enviado después de que se conociera la noticia.

El empresario avivó la especulación con una invitación enviada el lunes ya tarde, pero no ofreció pistas sobre quién sería. En una conferencia de prensa en Iowa horas antes de la concentración, Trump rehusó confirmar o negar si era Palin.

“Soy un gran fan de Sarah Palin”, respondió Trump cuando le preguntaron sobre ello los reporteros.

La noticia sobre el respaldo fue reportada por primera vez por The New York Times.

Palin ha hablado muy bien tanto de Trump como de su oponente principal, Ted Cruz, y el mes pasado le dijo a Jake Tapper de CNN que ella no planificaba apoyar a nadie “pronto” pero que le gustaban ambos candidatos.

“Yo no voy a elegir uno ahora mismo, pero sería un agradable problema tener que hacerlo si todo se redujera a Cruz y a Trump”, dijo Palin. “Ese es un buen problema que podrían tener los votantes porque sabemos, como tú dices, ambos son fuertes, muy contundentes y personas que toman la iniciativa. Eso es lo que necesitamos hoy y los dos candidatos serían ideales”.

Cruz le restó importancia al apoyo de Palin a Trump, lo cual marca un golpe potencial sobre su ímpetu en Iowa.

“Independientemente de lo que Sarah decida hacer en 2016, yo siempre seguiré siendo un gran fan de ella”, dijo.

Su campaña también afirmó que el hecho de que Palin apoyara a Trump podría resultar contraproducente para ella.

“Creo que sería un golpe para Sarah Palin, porque ella ha sido defensora de la causa conservadora, y si decidiera respaldar a Donald Trump, desafortunadamente estaría apoyando a alguien que ha mantenido puntos de vista progresistas toda su vida respecto a la santidad de la vida, el matrimonio, el aborto por nacimiento parcial”, le dijo Rick Tyler, portavoz de Cruz, a John Berman de CNN en “New Day”.

Palin respondió a la entrevista el martes, vinculándolo a una publicación de blog de su hija Bristol en un tuit.

“¿Es por ESTO que a las personas no les gusta Cruz?”, tuiteó la candidata a vicepresidente de 2008.

En su blog, Bristol Palin criticó a Tyler por sugerir que la exgobernadora de Alaska de alguna manera saldría perjudicada si escogiera a Trump por encima de Cruz.

“Escuchar lo que Cruz ahora dice de mi mamá, en una reacción negativa instintiva, me hace tener la esperanza de que mi mamá apoye a Trump”, escribió Bristol. “El cambio repentino de Cruz en contra de mi mamá, quien no ha hecho más que apoyarlo y ayudarlo cuando otros seguramente no lo hicieron, demuestra que él es un político común. ¡Qué grosero de su parte que esté levantando una narrativa falsa sobre ella!”

El senador de Texas no mencionó la especulación sobre un apoyo a favor Trump en un tuit el martes por la tarde, y en su lugar dijo que sin importar su papel en la campaña de 2016, él “siempre será un gran fan” de Palin.

Cruz ha tenido una larga y polémica historia con el senador John McCain, quien contendió con Palin en 2008. McCain se ha referido a Cruz como un miembro de los senadores del tipo “pájaro loco” y ha alimentado el argumento para aquellos que han cuestionado si el senador de Texas sería idóneo para servir como presidente porque nació en Canadá.

Sin embargo, Trump también pasó un tiempo considerable en este ciclo destrozando al senador de Arizona, de manera más visible este verano cuando dijo que el exprisionero de guerra “no era un héroe de guerra”.

Aparte de la retórica populista conservadora similar que ha inspirado la feroz lealtad entre sus partidarios de la clase trabajadora, Trump y Palin tienen también algo más en común: Michael Glassner. Glassner trabajó en la fracasada campaña de Palin para vicepresidente en 2008 y Trump lo contrató como su director político en julio pasado.

FUENTE