image

 

Luego de la ruptura con Kourtney Kardashian, Scott Disick parece estar totalmente fuera de control, según lo aseguró una fuente cercana a él.

La expareja de la estrella de Keeping Up with the Kardashians se mudó a su casa de Beverly Hills, en donde, según información publicada por la revista People, sostiene constantes fiestas tras su regreso a la soltería.

La vivienda, que inicialmente fue adquirida por Disick como una inversión, desde hace dos semanas se ha convertido en su lugar de residencia, luego de que asistentes recogieran sus pertenencias de la mansión en la que vivía con la hermana mayor de las Kardashian.

“Él está en un hoyo negro. En donde él se encuentra ahora mismo es todo oscuridad. Está dando vueltas en el mismo lugar fuera de control”, compartió la fuente sobre la actual situación de Scott, quien parece haber tocado fondo tras la ruptura con la madre de sus tres hijos.

Kourtney decidió terminar con su relación de 9 años, luego de que se conocieran una serie de fotografías comprometedoras de Disick junto a otra mujer en Mónaco.

A inicios del año, el padre de Mason, de 5 años, Penelope, de 3, y Reign, de tan sólo 6 meses, ingresó a una clínica de rehabilitación tras una recaída en el abuso de sustancias.

Fuente