Han pasado ya un par de días desde la ceremonia de los Oscar 2018 y aún parecen seguir generado controversia. Luego de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, criticara la baja audiencia que tuvo la emisión de los premios de la Academia, el mismo anfitrión del show, Jimmy Kimmel, le respondió directamente al primer mandatario con un fuerte mensaje.

En la mañana del martes, Trump recurrió a su popular cuenta de Twitter para referirse a los pobres niveles de rating que tuvo la emisión de la velada que premiabe lo mejor del cine. “Los Oscar con la audiencia más baja de la historia. El problema es que ya no tenemos estrellas – con excepción de su presidente (estoy bromeando por supuesto)”, publicó el magante de la finca raíz.

El mensaje desató de inmediato una lluvia de mensajes en respuesta, algunos a favor y otros tantos en desaprobación. Horas después, a la polémica se sumó el mismo anfitrión de los Oscar, quien envió un fuerte tuit a Trump.

“Gracias, presidente con la peor aceptación en la historia”, fue la respuesta que el presentador del show Jimmy Kimmel Live! compartió en sus redes sociales.

No es la primera vez que el líder de los Estados Unidos cítrica a la industria del entretenimiento y sus estrellas. En el 2017 arremetió contra Meryl Streep luego de que en los Golden Globes la legendaria actriz reprochara la forma en que él había imitado a un periodista discapacitado.

“Meryl Streep, una de las actrices más sobrevaloradas en Hollywood, no me conoce pero me atacó ayer en los Golde Globes. Ella es una lacaya de Hillary, quien perdió en grande”, escribió el presidente en una seguidilla de tuits.

Fuente