El Cairo/Moscú, 31 oct (EFE).- La embajada rusa en El Cairo informó a través de su cuenta de twitter que todos los pasajeros del vuelo 9628 que volaba desde la localidad egipcia de Sharm al Sheij a la ciudad rusa de San Petersburgo han fallecido.

península-sinaí-rusia-avion-raccoonknows.com.jpg
Parientes de pasajeros del avión ruso que se estrelló con 217 pasajeros y siete tripulantes a bordo reaccionan tras reunirse en el aeropuerto Pulkovo de San Petersburgo, Rusia, el sábado 31 de octubre de 2015. (AP Foto/Dmitry Lovetsky)

El avión, un Airbus 320 perteneciente a la compañía rusa MetroJet (Kogalimavia) se estrelló en la península del Sinaí con 217 turistas rusos, incluidos 17 niños, y siete miembros de la tripulación, también de nacionalidad rusa.

Al parecer, el avión descendió de manera brusca poco después de despegar de la localidad turística de Sharm el Sheij, en la costa egipcia, por lo que el piloto pidió a la torre de control permiso para realizar un aterrizaje de emergencia.

El avión, que perdió contacto con los radares 23 minutos después del despegue con destino a la segunda ciudad rusa, San Petersburgo, se estrelló al sur de la ciudad egipcia de Al Arish, capital de la provincia del Norte de Sinaí.

Los equipos de rescate ya han podido encontrar las cajas negras del aparato, que se ha localizado en una zona montañosa de difícil acceso, informó la televisión estatal egipcia.

península-sinaí-rusia-avio2n-raccoonknows.com.jpg
Gente reunida en el mostrador de información de la aerolínea rusa Kogalymavia en el aeropuerto Pulkovo de San Petersburgo, Rusia, el sábado 31 de octubre de 2015, después de que un avión ruso con 217 pasajeros y siete tripulantes se estrellara en Egipto, según las autoridades egipcias. (AP Foto/Dmitry Lovetsky)

El Airbus se partió en dos al colisionar, aunque testigos oculares dijeron que el motor del avión ya estaba ardiendo antes de que se precipitara contra la tierra.

El aparato pertenecía a la compañía rusa MetroJet (Kogalimavia), que realiza habitualmente vuelos chárter y fue fundada en 1993 con base en el aeropuerto moscovita de Domodédovo.

El avión tenía más de 18 años de servicio y fue antes operado por las aerolíneas turca Onu Air y la libanesa Middle East Airlines.

Según informa la agencia oficial RIA Nóvosti, los tripulantes del avión llevaban varias semanas quejándose de problemas en los motores del aparato.

Al respecto, el ministro de Transporte ruso, Maxim Sokolov, dijo que había recibido la confirmación oficial de la catástrofe de la parte egipcia, pero que aún es pronto para hablar sobre las causas de la tragedia hasta la conclusión de la investigación internacional.

Lo que sí confirmó Sokolov es que el avión tenía en regla el certificado de vuelo y estaba autorizado para efectuar vuelos internacionales.

El ministro adelantó que volará en breve a Egipto en un avión del Ministerio para Situaciones de Emergencia.

Precisamente, el presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó el “inmediato” envío de varios aviones de emergencia para colaborar en las labores de rescate en el Sinaí.

Putin, que expresó hoy sus “profundas condolencias” a los familiares de las víctimas de la catástrofe aérea y declaró el domingo día de luto nacional, ordenó también al Ministerio de Sanidad que les ofrezca toda clase de asistencia.

Además, encargó al Gobierno que cree de inmediato una comisión estatal, mientras la Fiscalía rusa abrirá una investigación para esclarecer las causas del accidente.

El avión tenía como destino el aeropuerto Púlkovo en San Petersburgo, donde debía aterrizar poco después del mediodía del sábado.

En dicho aeropuerto se han ido congregando los familiares de los pasajeros del Airbus, que han sido trasladados a un hotel cercano para ser asistidos por psicólogos.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, transmitió hoy los rusos sus condolencias desde Kirguizistán, donde se encuentra de gira exterior. EFE

FUENTE