Duarte
Un enorme incendio destrozó ayer en la avenida Duarte dos centros comerciales y obligó a movilizar a más de un centenar de personas, entre bomberos, voluntarios de la Defensa Civil, el 911, Obras Públicas, la Policía y el Ejército.

Para contener la virulencia de las llamas que destruyeron Almacenes Rodríguez y la tienda Payless, el Cuerpo de Bomberos del Distrito Nacional debió utilizar una docena de camiones bomba, algunos provenientes de los municipios Santo Domingo Este, de la provincia Santo Domingo.

Las tiendas afectadas están ubicadas en la avenida Duarte, entre las calles Caracas y Ravelo, del sector Villa Francisca.

Almacenes Rodríguez es una tienda por departamentos, en la que se venden electrodomésticos, ropas y productos para hombres y mujeres, mientras que
Payless es una reconocida cadena de ventas de zapatos.

El fuego inició en torno a las 5:30 de la tarde en la parte trasera de Almacenes Rodríguez, donde está la mayor concentración de mercancía, pero pasadas las 7:00 de la noche las llamas habían afectado a Payless y amenazaban con extenderse a los otros establecimientos comerciales.

El incendio, en el que no se registraron daños personales, ocasionó gigantescas llamaradas y columna de humo que se podía divisar desde numerosos puntos de la Capital y la provincia Santo Domingo.

Investigan el origen

El jefe del Cuerpo de Bomberos, coronel Rafael del Rosario, dijo que una vez sofocadas las llamas los peritos podrán determinar las causas del siniestro, así como las pérdidas materiales.

Definió el incendio como de enorme magnitud y, aunque se negó a calcular las pérdidas ,estimó que son cuantiosas y millonarias.

Afecta actividades

El fuego afectó las actividades del área, ya que decenas de vendedores ambulantes debieron ser evacuados, mientras paradas de autobuses que viajan a las regiones Este y el Sur del país suspendieron sus servicios por unas cuatro horas.

El coronel del Rosario también explicó que varias unidades del cuerpo de bomberos tuvieron problemas para llegar al lugar, debido a los grandes tapones que se generan en la tarde.

“Hubo problemas con el abastecimiento de agua, pero no ha sido por falta de agua, sino porque las unidades se retrasaron por los grandes tapones que se hacen en esa hora pico, precisó.

Al cierre de esta edición los bomberos no habían sofocado el fuego en su totalidad.

Dos bomberos se desmayaron por el fuego

Desde tempranas horas de la tarde, decenas de personas permanecían en el lugar, mientras que la Policía Nacional y el Ejército mantenían el control y el orden en el área ante la magnitud del incendio. Durante la operación, dos bomberos sufrieron un desmayo tras dar soporte para apaciguar el fuego, que llevaba unas cuatro horas. Voluntarios en el lugar suministraron botellas de agua a los colaboradores de diferentes instituciones para evitar la deshidratación por la ola de calor que se generaba en el lugar. Pasadas las 9 de la noche, aún permanecían las llamas en la parte trasera de la tienda Almacenes Rodríguez.

FUENTE