image

 

Khloé Kardashian no ha abandonado el hospital donde su aún esposo, Lamar Odom, permanece en estado de coma y bajo observación tras ser encontrado inconsciente en un burdel de Las Vegas ayer.

Según reporta People, la familia Kardashian se prepara para despedirse del ex baloncelista de la NBA. “Están bastante seguros de que esto es un adiós, pero están rezando por un milagro”, dijo una fuente cercana a la familia. “Ellos saben que Dios tiene el poder para curarlo, pero esa es realmente la última esperanza en este momento. Esto es realmente malo.”

Khloe Kardashian salió rumbo a Las Vegas ayer mismo para estar al lado de Odom, quien todavía es su esposo ya que aunque firmaron sus papeles de divorcio en julio los tribunales aún no han procesado los documentos. “Él nunca firmó documentos con instrucciones sobre qué hacer en una emergencia, por lo que Khloe está tomando decisiones por él”, dijo la fuente, añadiendo que es la situación es “muy estresante. Ella está perdida.”

Además de Khloé, sus hermanas Kim Kardashian, Kourtney Kardashian y Kendall Jenner y su madre Kris Jenner viajaron para dar apoyo a Odom. Khloé además hizo arreglos para que los dos hijos de su esposo, de una relación anterior, viajaran desde Nueva York para estar con su padre.

Kris Jenner y Rob Kardashian publicaron mensajes de solidaridad en Instagram, pidiendo oraciones para Odom.

Fuente