residencia asesinato

SANTIAGO. El asesinato del gerente de un centro de llamadas ha entristecido todo el sector de Rafey, donde la victima residía junto a sus dos hijas de ocho y cinco años de edad.

Dos hombres a bordo de una motocicleta ultimaron de varios tiros a Manuel Joaquín Tatis Espinal, de 31 años de edad, para despojarlo de poco más de RD$100 mil, que correspondía al pago de la quincena de los empleados de Overseas Employment Service, empresa que dirigía.

El crimen ocurrió en pleno centro de la ciudad en horas de la tarde de este viernes.

Para los familiares de Tatis Espino, quien, según narraron a Diario Libre, manejaba a la perfección los idiomas de inglés y francés, es muy difícil ver su pariente en un ataúd.

“Nunca me imaginaba que no iba a volver a ver con vida a mi muchacho”, dijo entre lágrimas José Tatis, un tío de la víctima.

Dijo esperar que las autoridades apresen lo más pronto posible a los responsables del hecho.

En la calle cinco del referido sector, donde está ubicada la residencia del occiso, se concentraron decenas de personas para acompañar a la familia de Tatis Espinal en medio del dolor.

“Con el asesinato de Manuel hemos perdido uno de los pocos valores que teníamos en Rafey”, sostuvo Álvaro Sosa, un dirigente comunitario del lugar.

El sepelio de Manuel Joaquín Tatis Espinal será mañana sábado en el cementerio del Ingenio de esta ciudad.

FUENTE