Sexo-sex-pareja-raccoon knows

La mayoría de los hombres podrían estar fallando en el blanco cuando se refiere a medir el interés de las mujeres en el sexo.

Psicólogos han sabido desde hace tiempo que cuando se conocen los primera vez, los hombres suelen sobrestimar que tan interesada puede estar una mujer con respecto al sexo.

Una vez que ambos establecen una relación, sin embargo, los hombres tienen a subestimar qué tan interesada puede estar una mujer en el sexo, de acuerdo con un nuevo estudio, publicado en la revista de Personalidad y Psicología Social.

Y hay una razón para este cambio drástico en la percepción, dice Amy Mooise, una investigadora de postdoctorado sobre relaciones de la Universidad de Toronto, y autora principal del estudio.

“Nuestros descubrimientos sugieren que la baja percepción podría mantener al hombre motivado para atraer el interes sexual de la pareja, y también podría minimizar el rechazo sexual”, lo que ayudaría a mantener la calidad en la relación, dice Mouise.

“(Los descubrimientos) son sorprendentes en el sentido de que es lo opuesto a lo que los hombres suelen mostrar durante los encuentros iniciales, pero esperamos que esos sesgos difieran en una relación establecida”, agrega. “Tiene sentido, puesto que el objetivo del contacto inicial puede ser el atraer a una pareja, por lo que sobrestimar su interés puede ayudar al hombre a sentirse más confortable en iniciar una conversación o una cita. Pero el objetivo en una relación es mantener esa relación”.

El estudio, que fue realizado en su mayoría en parejas heterosexuales, incluye tres investigaciones distintas. En el primero, 44 parejas completaron un sondeos cada noche por tres semanas. Los sondeos midieron el deseo sexual de los participantes así como los sentimientos diarios sobre la relación.

En el segundo, miembros de 84 parejas fueron entrevistadas por separado en un laboratorio sobre su deseo sexual, qué tan satisfechos estaban en su relación y qué pensaban sobre el deseo sexual de su pareja.

El tercer estudio involucró 101 parejas que completaron un sondeo de 5 a 10 minutos diariamente durante tres semanas en las que contestaron preguntas sobre su propio deseo sexual y por qué se sentían o no motivados a buscar sexo con sus parejas.

FUENTE