La Romana

La Romana. El Juzgado de Atención Permanente de esta provincia impuso prisión preventiva por seis meses contra tres sospechosos del rapto y asesinato de la joven Oveida Paulino, cuyo cuerpo fue encontrado decapitado y sin sus extremidades en un matorral de la Urbanización Reparto Torres, municipio Villa Hermosa.

Los imputados Héctor Manuel Guzmán (Cabito), Wilson Mesenne Ventura (Guayubín) y Omar Campechano (Eliseo) cumplirán la medida de coerción dictada por el juez Abraham Nicolás Severino Saldívar en el Centro de Corrección y Rehabilitación Cucama.

El cadáver de la joven, que se congregaba en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones), fue localizado envuelto en una sábana en la mañana del pasado 26 de mayo.

El fiscal adjunto Víctor Camacho narró en audiencia que las autoridades persiguen a otro hombre y que los arrestos han sido posibles por una labor de inteligencia y de rastreo del teléfono móvil de la víctima, marca Alcatel.

Según el Ministerio Público, dicho aparato fue activado de nuevo por a nombre de Héctor Manuel Guzmán, siendo luego vendido por “Guayubín” a “Eliseo”, quien posteriormente habría hecho el mismo negocio con un tal “Edward”, en la actualidad prófugo.

Camacho afirmó que existen indicios de que Guzmán (Cabito) está vinculado a la muerte de Oveida Paulino, basándose en que “entraron” varias llamadas al teléfono de la misma, en particular mientras estuvo desaparecida.

De su lado, Lenin Cedeño Rijo declaró que “Edward” laboraba en una panadería de su propiedad, en el sector Piedra Linda, desde donde guardó su número de teléfono en el celular que luego se enteró pertenecía a la joven que había sido declarada desaparecida por su familia.

FUENTE