La salud se ha convertido en la prioridad de la cantante y actriz Selena Gómez. Hace solo un par de días se reveló que la exestrella de Disney, de 25 años, había regresado a terapia para tratar sus males emocionales. Ahora, la texana ha confesado que esa lucha será de por vida.

“He tenido un montón de problemas con la depresión y la angustia y he sido bastante abierta al respecto, pero es algo que siento que no podré superar nunca”, explicó la intérprete de “Wolves” en entrevista de portada con la revista Harper’s Bazaar. 

“No existe un solo día en que me sienta como que ‘Aquí estoy, con un lindo vestido ¡ya gané!’”, continuó en su confesión. “Creo que es una batalla que voy a tener que enfrentar por el resto de mi vida; y está bien por que yo sé que estoy eligiéndome a mí misma por encima de todo lo demás”.

Gómez también ha acaparado titulares por su prolongada lucha contra el mal del lupus, cuyas complicaciones la llevaron a recibir un trasplante de riñón de parte de su amiga Francia Raisa, en 2017.

En su entrevista, Gómez también habló sobre su complicada relación con las redes sociales, de las cuales ella es una de sus reinas absolutas. Instagram, en particular, es una de las plataformas que le ha causado más conflicto, y además de dejar de seguir a un nutrido grupo de personas en fechas recientes, ha hecho la cuenta privada de forma esporádica. “Es una de mis relaciones más complicadas”, aseguró la cantante.

A pesar de los pesares, Selena asegura que existe alguien muy especial en su vida que la hace sentir mejor cuando lo necesita, y no es su querido Justin Bieber. Se trata más bien de su media hermana, Gracie. “Si estoy en plan de hermanas, entonces estaré con mi hermanita Gracie, Es mucho más madura que yo, y eso que solo tiene 4 años”. Así las cosas.

Fuente