image

 

Selena Gomez reveló a la revista GQ que hace un par de años tuvo que someterse a sesiones de quimioterapia para atacar el lupus que padece.

La joven cantante dijo: “Me retiré un tiempo porque me diagnosticaron lupus, y mi mamá tuvo un aborto espontáneo, todo el mundo se enteró de ello. Tuve que someterme a un tratamiento de quimioterapia en varios lugares, pero falsamente se dijo que fui a una clínica de rehabilitación supuestamente para liberarme de las adicciones”.

Selena dice que sí es difícil estar siempre bajo la lupa de la prensa y de los miles de fans, pero el algo que ella eligió: “No he tenido la oportunidad de vivir mi vida sin que la gente tenga una opinión de cada paso que doy. Yo elegí esto y no voy a sentarme y decir: ‘Oh Dios pobre de mí!, no tuve una infancia normal’, no me importa eso”.

Fuente