image

 

Después de que se reportaran algunas llamadas al 911 por parte de Selena Gómez, apenas con unos meses de mudarse, ha preferido poner en venta su casa en California.

Hace año y medio la cantante había comprado una mansión en Calabasas, California, la cual le costó 3.7 millones de dólares y ahora pone en venta por el temor a seguir siendo acosada.

La joven artista apenas llevaba unos días viviendo en la mansión y ya temía por su vida, pues un acosador se apareció de la nada para intentar llegar a ella. Tras haber merodeado la mansión por días, fue arrestado.

Pero esta no fue la primera vez que Selena sintió que estaba siendo observada, pues según reporta TMZ, la guapa cantante ha hecho un par de llamadas más al 911 por sospechas de tener intrusos.

Pese a que gran parte del próximo año estará de gira, la estadounidense ha tomado ya la decisión y venderá su lujosa mansión de siete mil setecientos metros cuadrados en 4.5 millones de dólares para buscar un lugar mucho más seguro.

Fuente