Senador Canaán Rojas

SANTO DOMINGO. El senador por la provincia Hermanas Mirabal, Luis René Canaán Rojas, rompió el silencio ayer y anunció que se pone a disposición de cualquier instancia de la Justicia o de la sociedad en la que se requieran explicaciones ante el caso que se le quiere involucrar.

Canaán Rojas, miembro del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), emitió ayer una declaración pública en la que afirma que no desea a nadie los angustiosos momentos que ha vivido junto a su familia por las imputaciones que se han estado reproduciendo en los medios de comunicación.

En la declaración pública difundida a través de la Secretaría de Comunicaciones del PLD, “con el visto bueno de la dirección partidaria”, Canaán Rojas dijo que es el más interesado en que se esclarezca todo el proceso de la adquisición de los aviones Súper Tucano por parte de Estado dominicano.

“Al país, a mi partido, a mi familia y a los electores de la provincia Hermanas Mirabal que de nuevo me premiaron con su elección como senador con mayor porcentaje del alcanzado en las dos oportunidades anteriores en la que me han favorecido para esa representación, un histórico 66%, les aseguro que no he cometido ningún acto que defraude la confianza depositada en mí ni mi honra”, dice el encabezado del escrito del senador.

Agrega que “la amplia exposición mediática de la que he sido objeto con el caso de la adquisición de los aviones Súper Tucano por parte del Estado, me convierten en la persona más interesada en que se esclarezca todo el proceso de su aprobación, y que estoy a disposición de cualquier instancia de la justicia o de la sociedad en la que se requieran explicaciones de mi actuación”.

Dijo que su “conciencia está tranquila y confío en que con la ayuda de Dios y de todas las personas que nos han reafirmado su confianza y solidaridad, la verdad resplandecerá” .

Según la acusación de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA), el senador Canaán Rojas y el coronel Carlos Picini Núñez llegaron a realizar viajes juntos a la ciudad de Nueva York y Brasil para concertar los arreglos del supuesto soborno con los representantes de la empresa brasileña Embraer, que vendió los aviones al país.

Según los documentos del Ministerio Público, supuestos sobornos entregados al senador ascendieron a 3 millones 520 mil dólares.

FUENTE