image

 

La mansión ubicada en Barcelona, propiedad de Shakira y Gérard Piqué está sobre una mina, que podría volver a ser explitada por sus propietarios, perturbando la paz de la pareja sy su familia, según informa la revista Vanitatis.

El inmueble que está en reformas se encuentra sobre la Mina Santa Teresa, cuyas aguas subterráneas dan a otro municipio y a otra Mina, cuyos herederos aún tienen derechos a explotar las mismas, según documentos oficiales.

Expertos señalan que es improbable que éstas personas decidan trabajar las minas y causar algún problema a la famosa pareja, quienes desde que compraron la casa por US$5 millones, y que seguramente estaban enterados de la situación.

Fuente