manos-dedos-RACCOON KNOWS

Un estudio de la Universidad de Oxford, en conjunto con la Universidad de Northumbria, concluyó que el largo de los dedo índice y anular sería suficiente para determinar si una persona tiene tendencia a ser fiel o infiel.

Las conclusiones del atrevido estudio se realizaron de esta forma: Se les preguntó a 1314 personas entre británicos y estadounidenses qué pensaban del sexo casual y luego, se escanearon sus manos. Luego, se dividió al grupo entre hombres y mujeres y entre aquellos “sociosexualmente activos” y quienes no lo eran tanto. Los primeros tenían tendencia a involucrarse en relaciones poco profundas emocionalmente y esporádicas y los segundos, privilegiaban el nexo emocional como precedente al acto sexual.

Pero lo que más llamó la atención es que las personas con el dedo anular más largo que el índice tendían a ser más promiscuos, ya que eso significa que estuvieron más expuestos a la testosterona mientras estuvieron en el vientre materno. Los hombres tendieron a tener dedos anulares más largos, pues es normal que tengan más testosterona , esto se notó en una tendencia de un 57% de los hombres tendían a ser más promiscuos y 60% tienen el dedo anular más largo.

Un grupo tenía un anular mucho más largo que el índice, lo que sugiere que pueden ser más promiscuos. El otro grupo tenía los dos dedos de similar longitud, lo que significa que son más propensos a buscar relaciones a largo plazo.

No obstante, los investigadores insisten en la mediación de los factores socioculturales: el comportamiento humano está influenciado por muchos factores, como el medio ambiente y la experiencia de la vida, y lo que ocurre en el útero sólo podría tener un efecto modesto sobre algo tan complejo como las relaciones sexuales.

FUENTE