El sicario llegó a una gasolinera en la ciudad de Banguê, en el estado brasileño de Rio Grande do Norte, y le disparó a Cosmo Vieira de Souza, de 42 años. Luego vació su cargador contra el cadáver, a centímetros de su cabeza. Se desconocen las motivaciones del crimen, así como la identidad del asesino, que está prófugo. La víctima era coordinador del área de Transporte Escolar del Gobierno Municipal