Presos-fuga-caceria-NY-Raccoon-Knows

Cientos de oficiales federales y de estados del noroeste del país seguían el sábado la intensa búsqueda de David Sweat, después de mataran a Richard Matt la tarde del viernes.

Se presume que el preso Sweat está armado y no debe estar lejos de la zona rodeaba de bosques donde la policía intentó capturar con vida a Matt, a sólo cuarenta millas de la penitenciaría de Dannemora de donde escaparon el 6 de junio con ayuda de dos empleados.Los dos escapados robaron armas y comida de cabinas de cazadores en la zona donde se encuentra el campamento Owls Head, propiedad de un grupo de oficiales carcelarios del estado, donde fueron encontradas muestras genéticas temprano el viernes.

La policía localizó a Matt después de que disparó a un vehículo recreativo en la Ruta 30 cerca del lago Titus a la 1:30 p.m. del viernes, informaron las autoridades. La policía se concentró en el área  hasta que avistaron al prisionero. Le pidieron rendirse, y ante su negativa, lo abalearon a las 3:45 p.m. en un área espesa de árboles.

El senador estatal Chuck Schumer dijo que Matt fue abaleado por un agente de Vermont. Matt no alcanzó a disparar su arma.“Nunca quieres ver que alguien muera, pero debo recordar a la comunidad que Matt era un asesino convicto que huyó de una prisión estatal”, dijo el gobernador Andrew Cuomo. Agregó que no sabían si Sweat estaba cerca de Matt al momento de la muerte de éste último.Cientos de miembros de la policía estatal con apoyo de colegas de estados vecinos y agentes federales siguen buscando al segundo prisionero por tierra y aire.

La policía cree que Sweat se encuentra en el área espesa de vegetación en la montaña Titusville, cerca del lago Titus, y rodean el perímetro de 22 millas.

Durante 22 días la policía ha revisado 2,400 pistas, confirmó el gobernador.Richard Matt (49) había servido 25 años de prisión por torturar, matar y descuartizar a su ex jefe.David Sweat (35) había sido condenado a cadena perpetua por matar a un sheriff.Los dos prófugos se escaparon a través de conductos estrechos de la prisión y luego por el sistema de alcantarillado salieron a una zona residencial.Joyce Mitchell, una empleada civil, fue acusada de ayudar a los trabajadores con herramientas. Mitchell (51) iba a conducir el auto de escape pero se atemorizó a último momento y se internó en una clínica. Los investigadores acusan a la costurera de tener relaciones sexuales con los dos prisioneros.Gene Palmer, otro oficial veterano, también les proporcionó armas.

FUENTE